841.

IR – VER – VOLVER

 Página General de ⇒ LINGÜÍSTICA     Página General de   >  FIGURAS MORFOSINTÁCTICAS


Definición de Asíndeton:

El Asíndeton es una figura retórica que consiste en omitir deliberadamente los nexos o conjunciones que unen los elementos de una oración:

  • Veni, vidi, vici (llegué, vi, vencí)
    Julio Cesar

El Asíndeton tiene la función de agilizar el ritmo transmitiendo una sensación dedinamismo y apasionamiento, contribuyendo a crear un efecto dramático que intensifica la fuerza expresiva.

El Asíndeton pertenece al grupo de las figuras de dicción. Etimológicamente proviene del griego “asyndeton” (desligado).

Es la figura contraria al Polisíndeton (utilización de nexos innecesarios).

Ejemplos de Asíndeton:

  • Desmayarse, atreverse, estar furioso
    áspero, tierno, liberal, esquivo,
    alentado, mortal, difunto, vivo
    leal, traidor, cobarde y animoso. Lope de Vega
  • Acude, corre, vuela
    traspasa la alta sierra, ocupa el llano
    no perdones la espuela
    no des paz a la mano
    menea fulminando el hierro insano. Fray Luis de León
  • El gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo Abraham Lincoln
  • Día, noche, ponientes, madrugadas, espacios.
  • En tierra, en humo, en polvo, en sombra en nada.
  • Y entre las nubes mueve
    su carro Dios, ligero y reluciente
    horrible son conmueve
    relumbra fuego ardiente
    tiembla la tierra, humíllase la gente. Fray Luis de León
  • Sin el menor cambio de voz, Ireneo me dijo que pasara. Estaba en el catre, fumando. Me parece que no le vi la cara hasta el alba, (y) creo rememorar el ascua momentánea del cigarrillo. La pieza olía vagamente a humedad. Me senté, (y) repetí la historia del telegrama y de la enfermedad de mi padre. Luis Borges
  • Canta, ríe, sueña,
    acude conmigo, calma mi pena.

    P. Del Castillo

  • Goza cuello, cabello, labio y frente,
    antes que lo que fue en tu edad dorada
    oro, lilio, clavel, cristal luciente,
    no sólo en plata o vïola troncada
    se vuelva, mas tú y ello juntamente
    en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada Luis de Góngora
  • ¡Trabaja, muévete, agítate para comer!
    ¡Da a esa bomba, suda, afánate para coger el aire que has de respirar! […]
    ¡Qué casta, qué misteriosa, qué llena de dulce pudor es siempre la pereza del hombre!
    Gustavo Adolfo Bécquer, “La pereza”