806.Granada 3/11/2015. Redacción

El escritor barcelonés regresa con «Marley estaba muerto», colección de anticuentos navideños

Carlos Zanon_4Explica Carlos Zanón (Barcelona, 1966) que, de poder elegir un libro que le hubiese gustado escribir, el premio gordo se lo llevaría, sin duda, el «Cuento de Navidad», de Charles Dickens. O, como él lo presenta, el «famosísimo cuento de Dickens». «Me gusta la Navidad y me gustan los cuentos de Navidad y de fantasmas», relativiza. Será por eso que el escritor barcelonés, una de las voces más originales surgidas al calor de esa gran marmita que es la novela negra, no ha dudado demasiado a la hora de entregar su propia cosecha de relatos navideños.

No hace ni dos años que estaba presentando «Yo fui Johnny Thunders», novelón de tropiezos y fracasos que le ha valido el premio Dashiell Hammett 2015, y ya está de vuelta con «Marley estaba muerto» (RBA), colección de relatos en los que la Navidad es el decorado ideal para que sus personajes, perdedores con un pie en lo sórdido y el otro en la más dolorosa normalidad, sigan cayendo. No cayendo y riendo, que cantarían Orange Juice; simplemente cayendo y, si acaso, maldiciendo entre dientes la mala suerte que les ha tocado en gracia. «Imagínate la Navidad sin dinero, sin familia… Y encima con la obligación de ser feliz y generoso. A medida que vas creciendo las navidades se van……. seguir leyendo

Fuente: ABC. Cultura