Expedientes archivados

 

 

Granada 12 de Junio 2015. Redacción S.N.N. Ref.: 150374


 

Al llegar a la página de sucesos, que normalmente no suelo leer, tuve un momento de duda. La primera intención fue pasar la página, sin embargo algo detuvo mi mano y me paré en los titulares. Uno de ellos señalaba, Dos crímenes en la madrugada del domingo. Llamó mi atención y comencé a leer……

 Encapuchados que tiran al azar… desconocidos que matan por una cerveza. Historias de locura y muerte, detrás de los últimos asesinatos…..

Pasada la medianoche, Antonio MIguel Sanchez caminaba junto a su primo por el barrio Tercero Verde de la ciudad ….. El andar de los jóvenes se vio interrumpido en la esquina de Mitre y Alberdi cuando se vieron sorprendidos por dos sujetos que aparecieron en moto.Sin mediar palabras ni otro incidente los recién llegados comenzaron a disparar contra los chicos que sólo atinaron a correr desesperados. Uno de los disparos impactó en la humanidad de Sanchez que cayó al suelo. El proyectil lo alcanzó en el lado izquierdo del cuerpo…..Consumada la demencial acción los agresores retiraron las botellas de cerveza sin abrir que portaba Antonio Miguel y escaparon a toda velocidad.  Para colmo de males, poco y nada se sabe de ellos ya que ocultaban sus rostros con gorros…. Mientras, aterrado por lo ocurrido, el único sobreviviente del ataque; a quien también retiraron la botella de cerveza que portaba, al tiempo que uno de los asaltantes graznó en su oído: esta cerveza no es para gente como tu; alcanzó a llegar hasta el domicilio de unos familiares en donde buscó auxilio. Poco después el joven herido era trasladado hasta el hospital donde fue atendido debidamente superando la gravedad del ataque.

Al terminar quedé sorprendido. De inmediato me hice una pregunta ¿Puede alguien atentar contra la vida de otros seres humanos por arrebatar unas botellas de cerveza? Seguí leyendo el contenido que sucedía al titular.

Por la cerveza….

Eran cerca de las 00:30 horas cuando uno o más sujetos llegaron hasta un bar que funciona en la calle Picazo, del barrio norte dos. Los trasnochados golpearon varias veces la puerta que acaba de cerrar mientras recogía mesas y sillas, hasta que finalmente Rafael Pérez los atendió. Un testigo del suceso reveló que los desconocidos solicitaron una cerveza. Acto seguido, se escuchó la detonación de un arma de fuego.En la escena siguiente se vio al comerciante caído en el suelo. Había recibido un impacto de bala en el hombro derecho, que comenzó a sangrar profusamente.
Según se supo, el autor del disparo habría utilizado un arma de grueso calibre (posiblemente una pistola 9 mm.). Los pesquisas realizadas lograron localizar el proyectil que atravesó el hombro del propietario y se incrustó en la estantería de madera situada a su espalda en el momento del ataque. 

Ya no quise seguir leyendo mas, me había sorprendido tanto la lectura de ambos hechos, que volví a preguntarme ¿Que atracción debe tener la cerveza en estos días? y  otra mas ¿Que tipo de cerveza puede ejercer tamañas acciones?  Cerré el periódico y decidí ir al establecimiento hostelero de un amigo. Al llegar pregunté si había leído los sucesos y que le parecían. El me miró sorprendido, se alejó del mostrador para desparecer por un instante y reaparecer con dos botellas de cerveza en sus manos. Las dejó sobre el mostrador, recogió dos copas finas del armario de enfriarlas, retiro las chapas de ambas botellas y escanció suavemente el contenido de una de ellas sobre mi copa. No acabó de volcar todo el liquido dorado, olvidó un resto mínimo. Sin darme tiempo a preguntarle, añadió, si te gustan los posos acabaré de echar el resto, de lo contrario así está bien. Ahora prueba esa cerveza -dijo cadenciosamente-. Tomé la copa casi helada y la acerqué para besar el borde y dar el primer trago. El paladar me trasladó a campos frutales por su aromas y sabores, con un retrogusto dominado por recuerdos de pinares. ¿Que es esto tan delicioso? -pregunté- y escuché su respuesta: cerveza artesanal hecha con malta de cebada y la mezcla de tres distintos tipos de lúpulo. Le miré y volví a beber para distinguir los sabores frutales y el fino amargor producido por el lúpulo. Seguidamente me dijo: es la marca de las botellas que no señalan en la prensa y los artículos que leímos. ¿puedo conocer la etiqueta y marca? Naturalmente, señaló mostrándome

Logo etiqueta

                                                                         SEGUIRÁ………

Esto no es final del relato, solo un primer capitulo. Mas adelante vendrán mas, y aseguramos que muy interesantes, y no solo para los amantes de la cerveza, también para nuestros autores de novela negra.

Equipo de redacción de Solo Novela Negra.