El adverbio tarde, ya era tarde – Gilda Green

El adverbio tarde, ya era tarde – Gilda Green

El adverbio tarde, ya era tarde – Gilda Green

por | Ene 23, 2017

Va por vosotras, a las que tanto quiero

Mujeres de la postguerra, que no tuvisteis acceso a una educación

que os hiciera libres…

Caton

De tanto agacharme para decir sí, se me olvidó que el cuello podía rotar,  y mi cabeza se fue volviendo cada vez más pesada mientras teñía mi pelo cano de color resignación.  —Los ojos pueden ver más allá de las narices de otro, me repetía, creyendo que algún día cambiaría la forma de pensar. Pero el adverbio tarde, ya era tarde.

Me tocó nacer para que se hiciera carne ese verbo de la tercera conjugación que debiera estar prohibido, al igual que la palabra debiera y la palabra prohibido: el verbo servir. Y en ese penoso oficio he pasado más de la mitad de mi vida, y ahora dudo, incluso, de si habré existido.

 

Había dejado de trabajar para el maldito terrateniente, y ahora lo hacia para él, al reclamo, al toque de diana, de ordeno y mando. Y al de las bofetadas que dolían no tanto por los golpes como por la dignidad arrebatada.  Y con él, a cuestas, y porque por no tener, no tenía ni acabada la escuela, seguí con hastío la vida.

El amor pasó de largo en aquel baile mientras estrenaba zapatos nuevos. Y la vida se convirtió en eso que sucede a tu alrededor mientras hibernas y la tierra se mueve.

De dos grandes palizas engendré a mis dos hijos, y la renuncia a mi yo fue irrevocable. Mis polluelos crecieron y echaron a volar. Ahora, el nido quedó vacío.

Me desperezo y no reconozco a la mujer que veo en el espejo. Adónde fue aquella joven llena de ilusión y ganas de aprender, que quería salir de la postguerra estudiando y sin ataduras. Pero no hubo tiempo, nunca lo hubo para mi.

Está tumbado en la cama, los ojos miran a la nada. Nada, como lo que siento, como lo que sentí cuando le inyecté la doble dosis de insulina esta mañana.

© Gilda Green - Todos los derechos reservados

Autora

Aviso importante

SOLO NOVELA NEGRA  está autorizada por la autora para publicar en exclusiva este texto, por lo que está prohibida su reproducción parcial o total en cualquier medio escrito o digital, y su publicación en cualquiera de las redes sociales ya sean literarias o no, actuales o que puedan aparecer en el futuro.

En caso de comprobar el uso indebido y quebrantamiento de esta advertencia, deberán hacer frente a las consecuencias legales en relación con los derechos de propiedad intelectual, que las leyes actuales reguladoras nos conceden.

OTRAS PUBLICACIONES DE LA AUTORA EN S.N.N.

Nace EXTRAÑAS EN UN TREN

Estoy convencida de que el género negro es un género mayor dentro de la literatura. Y de que en nuestro país tenemos la gran suerte de contar con muy buenos escritores de novela negra. Este ha sido uno de los motivos que me ha llevado a formar parte del equipo de Solo...

About The Author

Gilda Green

Autor

Leave a reply