EL CASO DE LA PENSION PADRON – reseña

por | Oct 6, 2016 | Concepción_Francisco, Granada Noir 2, Lecturas atrasadas, Rego_Anxo do | 0 Comentarios

TITULO

Datos Publicacion

Editorial LA ESFERA CULTURAL

ISBN: 978-84-606-6440-6

Páginas: 275

 

 

 

Foto y datos del autor

Francisco Concepcion_Revista V

Nació en  Santa Cruz de Tenerife, Canarias, en 1967. 

Impulsor de ideas. Emprendedor, que no empresario. Escritor-editor, editor-escritor. Conferenciante.

Imparte talleres de animación a la escritura y técnicas para la autoedición y promoción de su obra a escritores.

Imparte talleres de realización de cortometrajes y fotografía. Colaborador de diferentes programas de radio.

Editor de la revista “La Esfera Cultural”, de su blog y de sus publicaciones. Se prodiga en la escritura de guiones y la filmación cinematográfica. Promotor del Premio Internacional de Novela Corta La Esfera.

Tiene diferentes menciones y premios en convocatorias literarias de relato corto.

Como escritor ha participado con sus textos, cuentos y artículos en varias antologías, publicaciones y revistas. Libros editados y escritos: “Aquella otra Navidad”, “Vacaciones? Si yo te contara…”, “Con un par de narices”, “Relatos de portería”, “36 relatos de verano”, colección “Minitextos solidarios”, “Las 4 estaciones”, “Historias Fonendoscópicas”,  “Oscurece en Edimburgo”, “El caso de la Pensión Padrón”… Actualmente tiene varios libros por publicar.

Sinopsis de la obra

Novela basada en un suceso real ocurrido en 2010 en la Pensión Padrón, de Tenerife.

Los autores, con su pluma a modo de videocámara, nos adentran en un hecho que conmovió a Canarias. Nos introducen entre las paredes de la pensión y el mundo marginal de sus protagonistas, con una literatura explícita.

Según las informaciones publicadas, algunos clientes durmieron durante meses sobre un colchón que escondía un cadáver putrefacto, sin ser conscientes de ello. Seres que malvivieron en el opresivo ambiente de un céntrico establecimiento de Santa Cruz de Tenerife, donde el dolor se proyecta en blanco y negro, la tiranía, la crueldad, el miedo, la locura, la marginalidad y el sexo aberrante se confunden con las notas de un piano que desafina en la noche.

Y lo peor es que no fue ficción.

Reseña

Ana Joyanes y Francisco Concepción,  nos proponen la lectura de su novela, como si se tratara de la partitura de la Sonata para piano, en Re Mayor a cuatro manos, de Wolfgang Amadeus Mozart para deleite de un melómano impenitente como es quien se atreve a reseñar. Así pues tras leer las solapas del ejemplar que nos han remitido, y ya en su interior, A modo de introducción, donde aparece la confesión de ambos conceptuándola como una obra a escote, he decidido sumergirme plenamente en ella.

Partiendo de un hecho real acaecido en la maravillosa ciudad de Santa Cruz de Tenerife, los autores aprovechan para cimentar una novela negra, cuya trama principal nos anuncian en los dos primeros párrafos del capítulo inicial.

Los sórdidos personajes, bien tratados literariamente, aparecen como una suave y fina lluvia. Han vivido y sufrido frustraciones, por lo que se muestran como desahuciados de la sociedad, en un  intento por ofrecerse una oportunidad con la que recuperar sus respectivas vidas, aquellas que les hubieran gustado protagonizar.

A los caminos iniciados por:  un preso en la cárcel Tenerife II a punto de salir en libertad, una antigua secretaria de alta dirección de una gran empresa, investigadora privada no ejerciente y al mismo tiempo madre de Nacho, un joven enfermo mental Agustín y su compañero Juanmi,  ambos en un albergue supuestamente para jóvenes descarriados; se une el de un periodista subestimado del  más importante periódico de la provincia de Tenerife. Todos con horizontes distintos y diferentes deseos.

Para conocer cada una de las vidas de los personajes, los autores nos ayudan retrocediendo a situaciones anteriores a la trama principal, aunque formando parte de ella, de modo que nos permiten conocer ciertos hechos a título de posicionamiento.

La novela me atrevo a compararla con una pequeña Rosa de Los Vientos, al situar a cada uno de los personajes en ella, dejándoles aparecer por cualquiera de sus extremos para mostrarnos aquello que produce desasosiego, incapacidad, falta de moral, ética, educación ciudadana. Significando y destacando las más bajas pasiones e imágenes de marginalidad; tan explícita que en ocasiones llega a escocer; de una sociedad hecha a imagen y semejanza de una élite que intenta desconocer ese submundo, difícil de interpretar por los sórdidos personajes, aunque no todos.

Quiero resaltar de manera muy especial parte del capítulo 13, donde se expone de manera sencilla, triste y terriblemente cierta, la reacción de uno de los personajes, al encontrarse con algo que indefectiblemente le llevará a tomar una triste decisión. Si bien recomiendo la lectura de la novela completa, quiero hacer hincapié sobre el contenido del mencionado capitulo. Nos hace tomar verdadera conciencia de una realidad que para muchos, lamentablemente, pasa desapercibida. Hombres, mujeres, miembros de las fuerzas de seguridad del Estado y sobre todo quienes interpretan las leyes para aplicar algo tan intangible como es la justicia, bajo sentencias dictadas, al parecer en honor a la verdad, pero solo aquella que cada cual quiere ver y siempre que se ajuste a intereses privativos y, o, espúreos.

Como señalan los autores: en la vida de una persona siempre existe un antes y un después, y  en la del personaje, como en muchas reales, todo cambia cuando alguien, muchos o pocos, se atreven sin justificación alguna, a cambiarlas sin averiguar o razonar en busca de la verdad, que dispone de una cualidad: es unívoca.

Como si se tratara de varios ciclones que acabaran de nacer y esperaran  unirse para crear el padre de todos los ciclones, los personajes con sus pasados, presentes y deseos de futuro, van acercándose, uniéndose, fundiéndose, mezclándose, para cumplir la misión literaria encomendada por los autores:  dar a los lectores algunas pistas con el fin de averiguar si alguno de ellos se convierte en culpable, como si del célebre mayordomo de las novelas de Agatha Christie se tratara, o quizás confundirnos, aunque eso no seré yo quien lo desvele, ni la misión de esta reseña es destripar el desenlace, o spoiler, como mencionan ciertos snobs.

La tensión va en aumento a medida que deglutes los capítulos, y como todo ávido lector del género, ardes en deseos de conocer el final y comprobar si aquel personaje al que mentalmente señalaste como culpable, coincide con la intención de quienes escribieron la novela. Es tal el nerviosismo que te invade y mantiene, que no intentas saltar un solo párrafo, pues de hacerlo posiblemente perdería ese dato que falta para corroborar tu sospecha.

Una estupenda novela ciclónica, perdón por la insistencia en el adjetivo, pero en verdad así la entiendo dado que, como señalan los propios autores, esta obra tiene la base y núcleo en un hecho verdadero, y todos sus actores principales y secundarios giran a su compás.

El desenlace solo podrás comprobarlo si tienes la suerte de sujetar en tus manos esta estupenda novela de Ana Joyanes y Francisco Concepción. Una reflexión final: en ocasiones las novelas no finalizan como al lector le gustaría, dadas las pistas que han ido ofreciéndonos, o sí, pero es indudable suelen ser como la vida que nos toca vivir, con un futuro incierto.

TITULO RESEÑADO POR

©Anxo do Rego . Todos los derechos reservados.

Escritor. Redactor y director de Solo Novela Negra