EL LARGO INVIERNO DEL CORAZÓN – reseña

por | Ago 31, 2016 | Parra_Antonio, Pérez Recio_Manuel, Reseñas | 0 Comentarios

TITULO

Datos Publicacion

Createspace Independent Publishing Platform

Año 2016. 206 págs.

Palau Noir_Logo

Foto y datos del autor

manuel pérez recio_B_revistaManuel Pérez Recio, Valencia (España) 1970, es autor de más de ciento cincuenta relatos y tres novelas, Piel de Lobo, Cuyabeno y El largo invierno del corazón, así como un libro de relatos, Hasta que la muerte nos separe. Es coautor de un cómic biográfico e ilustrador de un libro de contenido didáctico. Entre otras, colabora con la revista cultural Prosofagia como responsable del apartado Humor Gráfico. Ha sido premiado en numerosos certámenes literarios, como el Villa de Alfambra, Instituto Internacional, Tono Escobedo…

Sinopsis de la obra

El detective Dani Franco, cuya vida parece haber entrado en un bucle de perdición desde que lo expulsaran de la policía, recibe un encargo muy especial: recuperar un objeto sin aparente valor material del apartamento de una joven que ha muerto hace pocos días. La singular naturaleza del caso y las extrañas circunstancias que lo rodean, despertarán de nuevo su instinto, devolviéndole la lucidez, el ánimo y las fuerzas que necesitaba para superar los obstáculos que el tiempo y la distancia han ido acumulando a su alrededor. Pero abandonar el cómodo letargo de autocompasión en el que ha basado su existencia conlleva asumir ciertos riesgos, riesgos que lo conducirán por perversos e inciertos caminos hacia un lugar donde nunca nadie debería llegar en soledad.

Un osito de peluche, una mujer marcada, un indómito detective, una joven modelo, un conserje enfermizo y solitario, un engreído hipster y un siniestro millonario de mente perversa y audaz son algunos de los elementos y personajes que hacen de ésta una historia que ahonda en las desgracias ajenas con sarcasmo e ironía, a veces hiriente y vulgar pero otras discreta y sugerente, dejando huellas tan profundas en sus corazones que ni siquiera la muerte podrá ocultar.

Reseña

De las muchas variantes que pueden establecerse en el género negro, hay una distinción quizá más determinante que las demás, la que permite clasificar las historias en las protagonizadas por agentes del orden y por investigadores independientes; luego quizá pudiéramos seguir clasificando cada novela según su trama, la temática, el tipo de crímenes o asesinos, las motivaciones, su relación con otros géneros, etc., pero un primer paso nos llevaría a elegir entre policías y detectives privados.

No es gratuita la distinción porque cambian los enfoques y los procedimientos, y como lectores debemos ser capaces de adaptarnos en cuanto reconocemos el pelaje del protagonista. Uno a veces tiene debilidad por los detectives, por eso se felicita un poco más cuando se encuentra a personajes del tipo de Dani Franco, el detective creado por Manuel Pérez Recio que protagoniza esta novela. Exagente, expareja, exabstemio, muchos son los ex que le adornan, y precisamente esos ex le han vuelto un tipo descreído, aunque en ello quizá influya también el hecho de haber sido expulsado de la policía, algo que le hace aún más valioso, como conocedor de dos mundos que siempre están condenados a enfrentarse.

El detective, además de la amargura, nos suele regalar también una primera persona narrativa bastante potente, y aquí el autor valenciano ha demostrado muy buenos mimbres como narrador negro. Incluso cuando se nos presentan las condiciones del caso y hasta los últimos momentos de la vida de la víctima, se nos deja traslucir un poco esa primera persona que poco a poco se adueña de toda la novela y nos lleva hasta donde quiere, de la mano de un dolorido –y no sólo en lo físico- Dani Franco.

Tampoco falta el humor ácido, como el hecho de que el detective tenga que encontrar un osito de peluche perteneciente a la víctima, ni falta tampoco otro de los guiños habituales: la femme fatale que encarga el caso, pero Manuel Pérez Recio nos da mucho más, nos regala una trama compleja en la que hay hermosas jóvenes que mueren, drogas, ricos excéntricos, secretos por descubrir y algún golpe que otro, alguna muerte que otra, sin olvidar las llagas del pasado que aún no están cerradas.

Las estaciones se dilatan cuando afectan al corazón, máxime cuando además el corazón ha devenido músculo marmóreo como en Dani Franco. Pero si hay una buena novela que llevarse a los ojos, tal vez ese largo invierno deje paso después a una primavera esperanzadora.

TITULO RESEÑADO POR

© Antonio Parra Sanz. Todos los derechos reservados.

Profesor de Lengua y Literatura. Profesor de Escritura Creativa. Critico Literario.