EL MUNDO DE LOS LIBROS

EL MUNDO DE LOS LIBROS

EL MUNDO DE LOS LIBROS

Jul 11, 2017

Granada | Kika Sureda

EL MUNDO DE LOS LIBROS

por Kika Sureda

 

El sábado por la mañana estaba tomando café en La Colombe, magnífico lugar por cierto. Inmersa en mis pensamientos y observando a la gente pasar, hubo un instante que fijé la vista en los alrededores. Me percaté de algo extraño: ni un periódico, ni un libro. La gente anda metida dentro de la pantalla de un móvil. Tiene más interés un whatsapp que una cita de Góngora.

Foto: Kika Sureda

En esas estaba, intentando resolver los problemas del alma del ser humano, cuando recordé una frase que en  1929  Bernard Grasset recogía en uno de sus artículos de La Choise Littéraire : “El público no se interesa por las “cosas” de la literatura”. Según Grasset, desde mi punto de vista visionario, decía, que ésta era una frase muy repetida antes de la guerra, una especie de dogma en la prensa. Desde hacía tiempo se había reconocido la necesidad de reservar un lugar, en los grandes periódicos, a las obras de ficción, bajo la forma de novelas o de cuentos, para distraer al lector de sus preocupaciones cotidianas. Pero se creía que, en el mundo literario, las necesidades del pueblo no iban más allá. Cuenta con desparpajo y gracia como en sus vacaciones veraniegas “en una playa de segundas. Hotel saturado y ¡de qué gente!.  ¡La estupidez en vacaciones, una estupidez conquistadora y reposada!.  En el grupo que me encontraba, aquel día, una mujer joven leía. Empujado por la curiosidad de editor y también les confieso, por algún interés en la lectora, le pregunté. “Es el Disraeli de Maurois, me dijo; mi marido me la traído esta mañana de París”. Después, con tono resignado me informa sobre el placer que ella podría encontrar en leer esa obra, añadiendo “Hay que estar al día”. Sin duda, el rumor que recoge la publicación de las grandes obras la había advertido que se trataba de una obra que nadie podía ignorar. A falta de gusto personal, debía tener un gran éxito sobre todo entre las mujeres: la intuición de los que lo poseen.  Comprendiendo que la gente con gusto amaba ese libro y ella tenía interés en poder hablar sobre él, por tanto lo leía. La moda tiene sus exigencias.”

Grasset ya nos habla del esnobismo literario, el “snob” de hoy no ha variado, el “sine nobilitate” (sin nobleza). Personas que imitan con afectación de maneras, opiniones, etc. a aquellos a quienes consideran distinguidos o de clase social alta para aparentar ser igual que ellos. En la literatura también existen los esnobs. De hecho Grasset trata el tema de la Bibliofilia como parte del esnobismo de algunos. Se supone que la Bibliofilia es en esencia el gusto y la búsqueda de las más preciadas joyas de la literatura. Pero ya en el siglo pasado, el libro, el testimonio más preciado y exacto, se había convertido en un bien de especulación intelectual o pseudointelectual para algunos. Muchos ya no buscaban el libro por sí mismo, por el conocimiento que encierra o por el placer de su lectura, sino más bien por el valor social de su posesión, el valor mercantil  o su posible especulación.

Pero no todo el mundo compra libros para presumir de su maravillosa biblioteca, ni para revenderlos, sino para disfrutarlos. Es un amor casi físico por los libros que sólo conocen los Bibliófilos de verdad.

El lector puede ser  el abogado de la mediocridad aceptable. Si un conjunto de publicaciones de una obra no aportan nada a las Letras, nada nuevo, no vayamos demasiado deprisa a acusar al editor o al autor. Deberíamos ver a otro responsable, nuestro tiempo, nuestra sociedad y su indulgencia.

 texto © Kika Sureda . Todos los derechos reservados.

publicación © Zubyah. Todos los derechos reservados.


 

ADVERTENCIA.

Queda prohibida su reproducción parcial o total en cualquier medio escrito o digital, y su publicación en cualquiera de las redes sociales ya sean literarias o no, actuales o que puedan aparecer en el futuro.

En caso de comprobar el uso indebido y quebrantamiento de esta advertencia, los infractores nos facultan para instar las oportunas reclamaciones debiendo hacer frente a las consecuencias legales en materia de propiedad intelectual, que las leyes vigentes otorgan a Solo Novela Negra que detenta los oportunos derechos.

Publicaciones recientes del Autor en la revista


 

CUANDO LA ACADEMIA NO TENÍA CASA

Granada | Kika Sureda CUANDO LA ACADEMIA NO TENÍA CASA Por KIKA SUREDA Como todos saben la Real Academia Española está situada en el número 4 de la calle Felipe IV de Madrid, en el distrito de Retiro, junto al Museo del Prado y la iglesia de los Jerónimos. Lo que...

leer más

EL PRIMER LIBRO DE UN AFICIONADO, por KIKA SUREDA

La Zubia | Redacción | EL PRIMER LIBRO DE UN AFICIONADO Por Kika Sureda Siempre hay una primera vez. Para los escritores también. Los comienzos pueden ser dulces o amargos. Aunque pasen siglos y no lo creamos, los problemas de un novel plumífero hasta que no consigue...

leer más

RAREZAS LITERARIAS, por Kika Sureda

Redacción | La Zubia RAREZAS LITERARIAS Por KIKA SUREDA   En mi innata curiosidad para la lectura y las rarezas literarias, o si lo prefieren ustedes Bibliofília, “enfermedad” incurable ya a estas alturas. Hace años descubrí en una estantería polvorienta, allí...

leer más

Otros artículos de la Sección de Zubyah  RAREZAS LITERARIAS


 

CUANDO LA ACADEMIA NO TENÍA CASA

Granada | Kika Sureda CUANDO LA ACADEMIA NO TENÍA CASA Por KIKA SUREDA Como todos saben la Real Academia Española está situada en el número 4 de la calle Felipe IV de Madrid, en el distrito de Retiro, junto al Museo del Prado y la iglesia de los Jerónimos. Lo que...

leer más

EL PRIMER LIBRO DE UN AFICIONADO, por KIKA SUREDA

La Zubia | Redacción | EL PRIMER LIBRO DE UN AFICIONADO Por Kika Sureda Siempre hay una primera vez. Para los escritores también. Los comienzos pueden ser dulces o amargos. Aunque pasen siglos y no lo creamos, los problemas de un novel plumífero hasta que no consigue...

leer más

RAREZAS LITERARIAS, por Kika Sureda

Redacción | La Zubia RAREZAS LITERARIAS Por KIKA SUREDA   En mi innata curiosidad para la lectura y las rarezas literarias, o si lo prefieren ustedes Bibliofília, “enfermedad” incurable ya a estas alturas. Hace años descubrí en una estantería polvorienta, allí...

leer más

About The Author

Redacción General | La Zubia

Equipo de Redacción

Leave a reply

Pin It on Pinterest