Formas creativas de resolver un crimen: Oulipo y la vuelta al cole

Formas creativas de resolver un crimen: Oulipo y la vuelta al cole

Formas creativas de resolver un crimen: Oulipo y la vuelta al cole

Oct 13, 2017

Izaskun Albéniz | Pamplona

 

No cabe duda de que el método deductivo – inductivo de Holmes y los procedimientos forenses se han hecho un hueco en el imaginario popular, pero no son la única fórmula para descubrir un asesino (al menos en cuanto a literatura se refiere).

Con la reciente vuelta al cole, es el momento para  desempolvar las asignaturas que quedaron relegadas en un rincón de nuestra mente allá por el mes de junio.  Y también, ¿por qué no?, de intentar aplicar aquellos conocimientos a nuestras aficiones, como intentar resolver un crimen (de novela) mediante un procedimiento matemático.

El experimento ya lo puso en práctica Claude Berge, matemático integrante del grupo francés Oulipo (cuya trascendencia literaria radica en su interés por componer narraciones en base a restricciones de escritura) y autor del relato policial Qui a tué le duc de Densmore?, donde aúna dos disciplinas en principio antagónicas: Matemáticas y Literatura.

 

El mayordomo es inocente

En el relato, el detective Ralston y su amigo, el matemático Turner – Smith, tratarán de resolver el asesinato del duque de Densmore (descubierto un año después de que sucediera) en la isla de White. El profesor considera  que  el detective de Scotland Yard está equivocado al pensar que el mayordomo es el asesino e intenta explicar el crimen aplicando sus conocimientos matemáticos a los testimonios de las ocho mujeres que visitaron la isla en el momento del crimen.

El meollo de la cuestión: alguien miente

Todas las invitadas estuvieron una sola vez en la isla y aunque no recuerdan la fecha exacta en la que estuvieron allí (ha pasado más de un año), sí que recuerdan con qué otra mujeres se vieron en la isla. Así, Turner – Smith llega a una hipótesis mediante el empleo de la teoría de grafos y trata de explicársela al detective Ralston.  Para ello asigna una letra a cada una de las invitadas de tal forma que:

  1. Es Ann Laybourn, jugadora de ajedrez.
  2. Es Betty Twonsend, pianista.
  3. Es Cynthia Mansfield, jugadora de casino.
  4. Es Diana Macleod, traductora.
  5. Es Emily Healey, experta en mariposas.
  6. Es Felicia Wynn , modelo.
  7. Es Georgia Blake, espiritista.
  8. Es Helen Grnshaw, actriz.

Y establece mediante un gráfico la relación entre las mismas. Cada letra (que corresponde a una mujer) será el vértice de un grafo, y si dos de ellas recuerdan haberse encontrado en la isla, une los mismos mediante una arista.

  1. Ann dice que vio a Betty, Cynthia, Diana, Emily, Felicia y Georgia.
  2. Betty coincidió con Ann, Cynthia y Helen.
  3. Cynthia se encontró a Ann, Betty, Diana, Emily y Helen.
  4. Diana vio a Cynthia y  a Emily.
  5. Emily se cruzó con Ann, Cynthia, Diana y Felicia.
  6. Felicia vio a Ann y Emily.
  7. Georgia Blake se encontró con Ann y Helen
  8. Finalmente, Helen vio a Betty, Cynthia y Georgia.

Sin embargo, si todos los argumentos de las mujeres se toman tal y como ellas han dicho, hay algo que no cuadra.

La solución de la mano de GYörgy Hajós

Según establece el profesor Turner – Smith en relación a la teoría de György Hajós, este tipo de grafos tiene dos propiedades:

  1. En primer lugar, todo grafo de intervalos está triangulado; es decir, que cada camino de aristas que comienza y termina en el mismo vértice y que circule por cuatro o más vértices, contiene una arista que une dos vértices de ese camino pero que no forma parte del mismo recorrido.
  2. En un grafo de intervalos no puede haber un triángulo inscrito en un hexágono.

Así, con arreglo a estas dos peculiaridades, hay dos cuadriláteros que no cumplen las premisas (ACHG y ABHG) junto con el hexágono en el que hay inscrito un triángulo (ABCDEF).

 

Si establecemos los espacios temporales entre los vértices obtendremos las aristas que deberían estar pero que no aparecen según los testimonios. De forma que, alguna mujer entre Ann, Cynthia, Helen o Georgia (para el primero: ACHG) y Ann, Betty, Helen o Georgia (para el segundo: ABHG) ha mentido.

 

Las únicas coincidentes son: Ann, Helen y Georgia.

 

 

En cuanto al hexágono, si establecemos los espacios temporales, se confirma que debería existir una arista entre  A y D (Ann y Diana).

 

La única persona que coincide en los tres supuestos es la culpable: Ann.

¡Feliz vuelta al cole!

Texto © Izaskun Albéniz . Todos los derechos reservados.

Publicación © Solo Novela Negra. Todos los derechos reservados.


 

ADVERTENCIA.

Queda prohibida su reproducción parcial o total en cualquier medio escrito o digital, y su publicación en cualquiera de las redes sociales ya sean literarias o no, actuales o que puedan aparecer en el futuro.

En caso de comprobar el uso indebido y quebrantamiento de esta advertencia, los infractores nos facultan para instar las oportunas reclamaciones ante las autoridades competentes, debiendo hacer frente a las consecuencias legales en materia de propiedad intelectual, que las leyes vigentes otorgan a Solo Novela Negra que detenta los oportunos derechos.

Publicaciones recientes del Autor en la revista


 

Ford y los moldes del género negro

Madrid | Ana Bolox | Ford y los moldes del género negro. por IZASKUN ALBÉNIZ   Desde nuestra más tierna infancia, luchamos por la autonomía e independencia.  Es inherente al ser humano. Lo hacemos como método de diferenciación del individuo frente al resto de la...

leer más

Poesía y novela negra ¿la extraña pareja?

Redacción Madrid | Ana Bolox Poesía y novela negra: ¿la extraña pareja? por Izaskun Albéniz Hace unos días mis compañeros reseñaban aquí la presentación del último poemario de Luis Melgarejo. Puede que algunos se sorprendieran. Incluso quizá hubiera quien se...

leer más

Otras publicaciones recientes de la Sección

Por qué escribo

GUSTAVO EDUARDO ABREVAYA Tenía 16 años y ese verano, frente a la casa que habían alquilado mis padres en la costa, vivía una muchachita de 14 años, se llamaba Susana y era de una belleza deslumbrante, seguramente la mujer más bella del mundo. Y era muy, muy pícara....

leer más

Lee o muere

ANGELIQUE PFITZNER| Corresponsal en Cataluña Apoyar el género negro es senda de riqueza en el presente, motor de vida, herencia a la juventud del mañana. Algunos de nosotros, escritores de novela negra, notarios de la historia, pasado escrito en alas de ser recordado,...

leer más

Banville, un contador de historias

ANGELIQUE PFITZNER| Corresponsal en Cataluña Era siete de septiembre y el reloj marca las ocho de la tarde en una ciudad de Barcelona que se viste de gala por una doble celebración. En primer lugar por su riqueza como urbe literaria gracias a la labor de RBA. Y en...

leer más

Detectives Isabelinos, por MIGUEL IZU

Pamplona | Miguel Izu DETECTIVES ISABELINOS por  Miguel Izu     He leído hace poco La cajita de rapé, de Javier Alonso García-Pozuelo, y acabada su lectura pensé en hacer una reseña hasta que comprobé que Antonio Parra ya la había hecho (ver aquí),...

leer más

About The Author

Ana Bolox | Madrid | J. Redacción

Ana Bolox. Profesora.Filóloga.Escritora.Directora de Ateneo Literario.

Leave a reply

Visitas

  • 116Esta entrada:
  • 970Lecturas hoy:
  • 15623Lecturas última semana:
  • 51996Lecturas en el mes:

Entradas recientes

Octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Publicidad

Pin It on Pinterest