HOLOCAUSTO ANIMAL

por | Ago 25, 2016 | Gracia Ortuño_Fernando, Relatos, Verano 2016 | 0 Comentarios

Firmado por

FERNANDO GRACIA ORTUÑO


HOLOCAUSTO ANIMAL

monstruo_revista_2No funcionan con sentimientos afines. ¡Criminales! ¡Inhumanos! Cuando nuestro sistema de legalidad fue derrocado y Occidente cayó en manos de los tecnócratas genéticos, los engendros animaloides empezaron a burlarse de las calamidades que nos azotaban. Pero igualmente fuimos exterminados. Nos convertimos de la noche a la mañana en animales tal como nosotros los conocíamos, bajo el yugo de una nueva raza. Como si jamás hubieran podido sentir ninguno de nuestros sentimientos sociales, el Gran Holocausto duró más de diez años. Billones de seres humanos fueron pasados a cuchillo en los kilométricos mataderos de humanos que se establecieron en todos los países. Los nuevos dueños del planeta tenían el control de los medios y el poder militar, los tecnócratas en un momento dado habían desaparecido, degollados también por la infame guadaña. Igual que la inmensa mayoría no tuvimos escapatoria, ahora, a través de las ondas, tendríamos que organizarnos de algún modo, por dignidad. Por lo menos dejar constancia, en este grotesco e irónico futuro que vivimos de la creación de una nueva raza de medio hombres y medio cerdos, que alguna vez fuimos sólo hombres, y que igual que nosotros distinguimos durante cientos de miles de años a los burros de los mulos, que creamos a conciencia a partir de nuestra innata insensatez, -¡patanes!-, un día otra especie nos deslindará de nuevo de los cerdos y con un poco de suerte, conocerá nuestra historia y nuestro paso por el mundo como seres humanos evolucionados y únicos. Pero, ¿tendrán sensibilidad para ello?

© Fernando Gracia Ortuño - Todos los derechos reservados

Escritor, columnista y colaborador de Solo Novela Negra .

Aviso importante

SOLO NOVELA NEGRA La Revista del Mundo Criminal, está autorizada por el autor para publicar en exclusiva este relato, por lo que queda prohibida su reproducción parcial o total en cualquier medio escrito o digital, o su publicación en cualquiera de las redes sociales ya sean literarias o no, actuales o que puedan aparecer.

En caso de comprobar el uso indebido y quebrantamiento de esta advertencia, deberán hacer frente a las consecuencias legales en relación con los derechos de propiedad intelectual, que las leyes actuales reguladoras nos conceden.