Granada 22 de Junio 2015. Redacción. Ref.: 150415


Iniciamos nuevo apartado en la Seccion LINGÜÍSTICA, apartado VARIOS con  IDIOMA ESPAÑOL ACTUAL. Norma y Uso. Estará basada en la guía del  Departamento de Lengua Española, Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada. 

Se forman las cabezas por las lenguas y los pensamientos se tiñen del color de los idiomas.

Ir / Volver a   > LINGÜISTICA > VARIOS

 

Idioma EspañolHace tiempo que vengo reflexionando sobre la importancia del lenguaje y la literatura en este mundo cada vez mas global y menos mundo, sobre las palabras y los discursos, sobre la oratoria y la retórica, sobre la poesía y la prosa, sobre el momento preciso en que Eva pronuncio aquellas palabras y desniveló de repente el curso de las historia.

No me estoy refiriendo a la ya consabida función comunicativa del lenguaje que también es importante pues ha salvado vidas y conquistado mujeres, sino aquello que algún filosofo dijo algún día, aquello de que los limites de mi lenguaje son los limites de mi mundo y ante tal afirmación, medito, reflexiono y pienso sobre Wittgestein y los tiempos modernos. Si es cognoscible todo lo que puede ser expresado y sobre ello es sobre lo único que puede hablarse, entonces comienza la hegemonía de la palabra y el discurso, el reinado de las letras y las humanidades. El dominio de la lengua se convierte en un hecho vital para el individuo cuya capacidad de raciocinio y crítica comienza con el conocimiento a través del discurso. Todo se expresa a través de las lenguas, todo se reduce al discurso ya sea para pedir una barra de pan al tendero o para declararle amor eterno a Alba, para redacta una alteración de matricula o para parar una guerra, para hacer una revolución ideológica o declarar un manifiesto, para hacer una pregunta o para hallar una respuesta.

Quizás no esté totalmente de acuerdo con aquellos que han llegado a formular que la falta de salud mental de la humanidad procede de los desajustes en el uso de la lengua, sin embargo si considero que el mundo sería un lugar mas amable, mas humano, menos raro, si conociéramos e hiciéramos un buen uso del lenguaje que nos permitiera estructurar nuestro pensamiento y expresarlo adecuadamente, si poseyéramos entre los dedos los registros necesarios que nos capacitaran para expresar lo que queremos si nos salieran de los labios las palabras adecuadas.

¿Cuales son los caminos insondables que nos llevan a este fin? La literatura sin lugar a dudas. La lectura apasionada y desbordada desde el sillón de nuestra casa o desde el autobús mientras subo a la facultad como cada mañana. La literatura, esa gran desconocida para la humanidad que si en vez de dedicar las horas viendo Gran hermano leyeran 1984 de Orwell, si en lugar de dedicar exclusivamente sus mentes a la mediocridad de Crónicas Marcianas abordaran la lectura de Ray Bradbury, al mundo le quedaría todavía algo de esperanza.

Este reinado de las artes y las letras, que debiera ser una realidad si queremos construir una sociedad mas justa, resulta una quimera si abrimos los ojos a la vida. Todo lo contrario. Los insensatos que nos gobiernan y nos hacen caminar sobre un abismo saben sin embargo del poder de la palabra y conscientes de ello, como bomberos de Farenheit 451, no queman los libros (que sería demasiado explicito) pero sí fomentan la ciencia y la tecnología y se olvidan de la lengua y la literatura dedicándole cada vez menos horas en los planes de estudios de la enseñanza obligatoria, o fomentando nuevas leyes universitarias que exigen la empresa privada para respaldar investigaciones. Y yo me pregunto, ¿que compañía va a financiar un estudio sobre la poesía social de Blas de Otero o sobre un estudio léxico del campo del color? Mucho me temo que el verdadero Mecenas, el consejero del emperador Augusto, protector de las letras y los literatos, murió en el 8 d.C. yu no hay manera de resucitarllo en nuestros tiempos en los que ha habido ministros de cultura que desconocian el contenido semantico y conceptual del adyacente de su propio cargo. Ahora bien, ¿es un hecho casual y azaroso el que se dedique mas presupuesto del Estado para ciencia y teconología y armas que para cultura? Creo que es obvio que no. Es verdad que las artes y las letras no hacen que se caliente un trozo de pizza o que se conquiste un territorio sobre un balsa de aceite, pero forman las cabezas y fomentan las ideas para que haya alguien que grite y piense que no está bien invadir un país para aumentar el poder adquisitivo de otro.

La pluma mas poderosas que la espada, la palabra capaz de cambiar el destino del mundo, oradores que convencían a las masas, las masas que no sean iletradas para que nadie las guíe por donde quieran como rebaños de ovejas. Cuidemos la lengua y fomentemos la lectura como si se nos fuera la vida en ello, para que el mundo algún día pueda mas mundo.