Impunidad total

Impunidad total

RELATOS

Impunidad total

Mar 22, 2017

Miguel Angel Contreras | Redacción Relatos

IMPUNIDAD TOTAL

Por Fernando Gracia Ortuño

La gente no se imagina lo fácil que es matar a un hombre. Muchos se piensan que la policía científica los acabará pillando. Temen que siempre habría algún testigo en el escenario del crimen. Suponen erróneamente que, puesto que hay tantas cámaras, la justicia los acabará pillando. La mayoría, además, cree en alguna clase de dios o Justicia Divina que la castigará. Porque no tienen agallas. Yo, que soy una ancianita nonagenaria, lo puedo asegurar firmemente: No hay en absoluto obstáculo alguno para matar. Esto es una verdad como un templo. Tan cierto como que estoy viva. Os contaré mi caso. Hace unos cuarenta años, cuando mi ex marido estaba ingresado en una clínica de enfermos terminales, me enteré a través de la familia que todavía seguíamos casados. Enseguida me apresuré a hacer acto de presencia en la clínica para cobrarme lo mío. Con todos los papeles en regla en la mano, a partir de ese momento, después de treinta años de separación, me hice pasar por la compungida esposa, y cada mañana sin falta me presentaba en su habitación para darle el desayuno. ¡Ah, con qué carita de pena me miraban las auxiliares y las enfermeras! ¡Con cuánto tacto me trataban los doctores cuando me referían el parte de la evolución de la enfermedad de mi ex! ¡Cómo sabía yo, pobrecita mujer a punto de despedirse para siempre de su “adoración postrada”, camelármelos a todos de solape! ¡Sí, me choteaba por lo bajo de todos!: ¡De la autoridad, de la administración, de la policía, de los agentes que veía pasar a mi lado cuando iban a otra habitación vecina a custodiar un preso! ¡Qué hilarante cachondeo resulta ser la mal llamada Justicia, excelencias de los jurados que con tanta pompa ejecutáis la ley! Ya podían gritar, inflamarse desesperadamente y sublevarse retorciéndose de dolor mis hijos, cuando se dieron cuenta de que con mi pantomima me acabé haciendo con toda la herencia, puesta ahora a mi nombre, después de tantos años de separación. Pero el viejo buitre no se moría nunca, y yo me agotaba por momentos Fue coser y cantar acabar con él. Todavía me estoy riendo. Sólo tuve que atragantarlo con la jeringa del puré del desayuno. Nadie miraba cuando apreté con furia el embolo y él comenzó a ahogarse, aferrándose con sus garras en las mías, tosiendo sin gritar… Nadie más que yo.

© Fernando Gracia Ortuño. Todos los derechos reservados

Escritor.

ADVERTENCIA:

Queda prohibida su reproducción parcial o total en cualquier medio escrito o digital, o su publicación en cualquiera de las redes sociales ya sean literarias o no, actuales o que puedan aparecer.

En caso de comprobar el uso indebido y quebrantamiento de esta advertencia, deberán hacer frente a las consecuencias legales en materia de propiedad intelectual, que detenta Solo Novela Negra y las vigentes leyes actuales nos conceden.

Publicaciones recientes del Autor en Solo Novela Negra

Caperucita, Caperucita …. – relato

Fernando Gracia Ortuño | Barcelona Me gustaría que vierais cómo se mueve Caperucita sobre la pista de baile, con su liguero negro y su caperuza ondulante, chaquetilla abierta y roja que le llega hasta las caderas, sin nada debajo más que el conjunto de las ligas de...

leer más

NO TIENES HUEVOS

Nos complace volver a publicar alguno de los relatos mas leidos en la revista. Hoy   NO TIENES HUEVOS Por Fernando Gracia Ortuño No soy muy cariñoso que digamos. Pero quiero a mi amo. Tal vez no sea la palabra. Le obedezco lo bastante como para defenderlo a capa...

leer más

La loca del muladar

  La loca del muladar  Por Fernando Gracia Ortuño   Supongo que, cuando aquella vieja se quitó de en medio, nada cambió en el barrio. El mundo continuó girando sin ella, pero a partir de entonces hubo menos chistes sobre su supuesto embarazo en el...

leer más

LO MAS GORE

 Lo más gore Por Fernando Gracia Ortuño   Aquél día acababa de salir de la alcantarilla de un extraño y concurrido antro lleno de maleantes y bribones de todo tipo, todavía extrañado de seguir con vida, alucinando por la cantidad de heridas y magulladuras, y...

leer más

Pedagogía burocrática globalizada

Pedagogía burocrática globalizada Por Fernando Gracia Ortuño   Se trataba de implementar una política educacional por todos conocida en el ámbito académico de primera enseñanza. El consejero de Educación y Cultura lo había dejado bien claro: “Los Objetivos...

leer más

JUEGO SUCIO

Juego sucio Por Fernando Gracia Ortuño   ¿Sabe una cosa? En aquella época no había tanta policía científica que investigara los casos más sencillos, ni se estudiaba al detalle cada uno de estos casos de ‘bullyng’ o ‘moobing’ como hoy en día. La gente menuda se...

leer más

Publicaciones recientes en esta Seccion

Un trabajito extra (Hughman # 19), por Juan Pablo Goñi

Redacción Las Palmas | Miguel Ángel Contreras UN TRABAJITO EXTRA. Por  Juan Pablo Goñi   –Acá me conocen, inspector, no voy a estar vendiéndole pescado podrido. Vender pescado podrido, otra alocución argentina, como vender fruta podrida, sinónimos de engaño....

leer más

La sinrazón de Job, por Miguel Ángel Carcelén

Miguel Ángel Contreras | Las Palmas de Gran Canaria | Jefe de Redacción Soñé que él estaba soñando conmigo... ¿Qué quieres? A veces, entre tantos sueños, se nos cuela uno que no tiene nada que ver con la vida real. Gabriel García Márquez  Vio cómo el hombre, al salir,...

leer más

TANIA – por Alejandro E. Cardoso

Miguel Ángel Contreras | Las Palmas de Gran Canaria | Jefe de Redacción Oscurecía en Langley, Virginia, cuando Tania salió de su trabajo, consumida, tras diez largas horas en una de las oficinas de información de la CIA. Llegó al aparcamiento del edificio y, como una...

leer más

Selección – por Miguel González

Miguel Ángel Contreras | Las Palmas de Gran Canaria | Jefe de Redacción - Martín, ¿si le parece bien le damos quince minutos más de cortesía al otro candidato? Si no se presenta en ese tiempo la plaza será suya.       El día antes, el encuentro casual con Martín había...

leer más

UNA LLAMADA POR COBRAR DESDE EL INFIERNO

El autor colombiano EMILIO A. RETREPO se asoma a la ventana de SOLO NOVELA NEGRA con un relato, duro e inquieto. Deseamos proliferen sus relatos, los esperamos con ansias.   Emilio A. Restrepo | Colombia Cuando me dirigía a la casa campestre en la que me quedé de...

leer más

Una cuestión de artículo y tilde

Redacción General | La Zubia Nadie, absolutamente nadie conocía sus intenciones, ni siquiera él. Sin embargo estaba decidido. Eran muchas las frases idénticas que escuchaba de ella cada día: le dejaré, le abandonaré y así podremos reiniciar de nuevo nuestras vidas. Le...

leer más

El teléfono robado – Hughman #18

Miguel Angel Contreras | Redacción Relatos El procedimiento lo tomó a mitad de camino, regresando de entregar la estadística semanal en Güemes. Hughman pisó el acelerador; sol recalcitrante, mediodía, la ruta estaba tranquila. Siguió las comunicaciones, haciéndose...

leer más

Caperucita, Caperucita …. – relato

Fernando Gracia Ortuño | Barcelona Me gustaría que vierais cómo se mueve Caperucita sobre la pista de baile, con su liguero negro y su caperuza ondulante, chaquetilla abierta y roja que le llega hasta las caderas, sin nada debajo más que el conjunto de las ligas de...

leer más

About The Author

Redacción General | La Zubia

Equipo de Redacción

El comic del DOMINICAL

Síguelo cada domingo

HUGHMAN - Un DESPERDICIO # 15 ... # 1 Basado en un relato de Juan Pablo Goñi, Alejandro García Mangana ha desarrollado el guión y dibujos de este espléndido cómic en exclusiva para Solo Novela Negra.

LECTURAS EN

  • 14365Los últimos siete dias:

-Publicidad-


PÚNICA GRANATUM Proyecto Cultural

Asociacion

Ediciones PG

ZUBYAH

TIPEALIA

LA TIENDA

Pin It on Pinterest