Larga vida a la Cofradía de Penón

por | Dic 2, 2016 | Actualidad, García_Pilar, Opinión | 0 Comentarios

El pasado sábado, día 26 de Noviembre, los seguidores de La Cofradía de Penón, disfrutamos de un encuentro noir-gastronómico-cultural muy interesante. Una cofradía que comenzó a gestarse el mismo día en que, el granadino noir por excelencia, Jesus Lens terminó de leer “La araña del olvido” , novela gráfica de Enrique Bonet, editada por Astiberri Ediciones.

Cofradía Penon

Foto: Solonovelanegra

Este encuentro fue posible gracias a Raquel Hernández, Gestora cultural y Responsable de la librería Agapea de Granada, un foco de cultura importante de la ciudad, y los empresarios Mercedes Salvador y José Manuel Arroyo, del Restaurante Envero, en el pueblo granadino de Beas de Granada, que apuestan por el desarrollo de su comarca y entienden que una gran parte de esa apuesta pasa por la cultura. Gracias a Jesús Lens que comenzó el 2016 leyendo este libro, y que ya percibió en su historia la esencia del cine negro clásico americano y le dedicó un importante espacio en Granada Noir. Y gracias, como no, a Enrique Bonet, autor de la novela gráfica ‘La araña del olvido’ que trabaja actualmente como humorista gráfico en el diario La Opinión de Granada, colabora con la revista Amaníaco, coordina y participa activamente en la web de humor Irreverendos.com como ilustrador y es dibujante de cómics en libros educativos para la editorial sueca Liber.

Mercedes dio una calurosa bienvenida a todos los asistentes, tras ella, Jesús nos contó su experiencia con el libro, nos explicó que no conocía la figura de Agustin Penón, el protagonista de ‘La araña del olvido’, pero que a los 10 minutos de terminarlo quería que todo el mundo conociese su historia. Y cómo, esto, curiosamente, nos ocurre a todos los que hemos leído la novela gráfica. Lo apuntaba Mercedes, cuando nos decía que era una especie de novela de evangelista, de esas que cuando terminas, sientes la necesidad de hacer llegar a todo el mundo y de las que no hay muchas.

Esto es lo que sucede cuando conoces al personaje de Agustin Penón, hijo de españoles emigrados a Costa Rica, que se fue a Nueva York y tuvo un éxito comercial con una obra teatral con el que ganó muchísimo dinero, y que antes de realizar un viaje por Europa decidió visitar la Granada de los años 50, porque era un enamorado de la poesía de García Lorca. Quería visitar los lugares donde vivió, y saber por qué murió, quién lo mató y dónde estaba enterrado. Es un personaje que te engancha de tal forma que quieres saber más de él y de su investigación. Y que se reconozca su trabajo impecable, su gran esfuerzo y amor por el poeta,  e intentar que su famosa maleta, regrese a la Casa de Federico Garcia Lorca, objetivos todos ellos de esta Cofradía.

Nos contó Enrique Bonet que, un día charlando en un bar, un amigo suyo, directamente implicado en la edición del libro de la recientemente fallecida Marta Osorio “Miedo, olvido, fantasía”, le habló de Agustín Penón. Su interés por él le hizo hacerse con el libro al día siguiente. Confiesa que le enganchó tanto la figura de este hombre que desconocía por completo, que enseguida vio que había una historia que él quería contar, porque pensaba que mucha gente la desconocía. Y quería hacerlo a través del comic, que es su lenguaje para contar historias, aunque esta vez iba a ser algo diferente a lo que siempre había hecho.

Enrique nos pasó una presentación de diapositivas con escenas de las viñetas de su libro comparándolas con fotografías de la época, y nos regaló una charla muy enriquecedora acerca de todos los personajes reales que se dan cita en la historia.

Enrique Bonet ha hecho un excelente trabajo de investigación y creación con este libro que le ha llevado casi cinco años. El proceso creativo ha dado lugar a una auténtica obra de arte, que combina la historia novelada con el dibujo del cómic. En ella nos retrata la Granada y provincia de la época junto a los protagonistas de la misma, con un realismo espectacular. La sombra cobra un protagonismo en sí misma en la novela, y como el propio autor nos confiesa es un personaje más. “La araña del olvido” es, sin duda, un libro que deja huella y que te hace vibrar con cada viñeta y cada texto. Cuando te metes en la historia la vives intensamente, pero a diferencia del resto, mientras la lees estas viéndola escenificada en forma de imágenes, y eso hace que te estremezca especialmente. Un libro que pasará, sin duda, a la historia, porque es historia en sí mismo, aporta muchos testimonios en torno a los últimos días de la vida de Federico García Lorca, y porque desde el punto de vista artístico es impecable.

Después pasamos a degustar un exquisito menú regado con vino del Envero y cerveza de Puerto Lobo. En una comida que nos permitió conocernos y compartir un rato de tertulia muy agradable.

Un momento muy especial de la tarde fue cuando Enrique comenzó la firma de los ejemplares. Yo esperaba una cariñosa dedicatoria y me emocioné mucho cuando vi que el autor sacaba su caja de rotuladores y comenzaba a dibujar en mi libro unas líneas rápidas en color azul con una agilidad y estilo que me dejaron boquiabierta. Luego tomó su rotulador negro y ahí comenzó la magia. Poco a poco, línea tras línea, se fue formando el perfil de un hombrecillo con un cigarro humeante en su boca, era Agustín Penón. Fantástica ilustración de Enrique Bonet en Mi Araña que no olvido. Todo un lujo y un detalle por su parte.

Una tarde entrañable en la Cofradía de Penón. Y un libro imprescindible para conocer el entorno de Federico García Lorca, ‘La araña del olvido’. En palabras de Jesús Lens: “lo que en el libro se cuenta es una investigación, es puro cine negro americano clásico, con ese mundo de sombras, con ese mundo del claroscuro, con esa inspiración que había del expresionismo alemán que se importó al cine negro clásico americano, todo eso en esta en una novela gráfica, que es una obra de arte.”

Mercedes. Restaurante Envero

Restaurante Envero

La araña del olvido

Jesus Lens y Enrique Bonet

Enrique Bonet

Enrique Bonet

Asistentes

Enrique Bonet firma ejemplares

Enrique Bonet dedicando ejemplar

Enrique Bonet dedicando ejemplar

Enrique Bonet dedicando ejemplar

En plena degustacion del menu ||Envero||

(c) Gilda Green. Todos los derechos reservados