Granada 17/1/2016. Editorial.

Tras el monumental cabreo (perdón por la expresión) que significó leer el contenido titulado Un Premio Cervantes multado por cobrar la pensión y sus derechos de autor. La Seguridad Social penaliza a creadores como José Manuel Caballero Bonald, Antonio Gamoneda, Eduardo Mendoza o Javier Reverte, publicado en la revista literaria > EL ESPAÑOL; en Solo Novela Negra, nos hicimos eco compartiendo la noticia en nuestro muro.

La aceptación e irritación que produjo, sobre todo la expresión de > Juan Ramon Biedma,  provocó nos brindáramos a recopilar datos e iniciar un movimiento en orden a solicitar al ministro de turno, directamente o a través de algún partido político que defienda la cultura, dado que escribir lo es.

No han pasado ni tres días desde entonces, y muchos han sido quienes han puesto su granito de arena en defensa de algo tan esencial como mantener la actividad para la que nacieron cientos de escritores, hoy autores consagrados en diferentes áreas, de algo tan “sencillo”, según algunos políticos, como es crear historias, poemas, obras teatrales, y un sinfín de etcéteras.

Así, hemos ido leyendo que:

 “Gamoneda dejará la escritura si la Seguridad Social le impide cobrar su pensión y los derechos de autor” Para el Premio Cervantes, la normativa promovida por el Gobierno de Rajoy es «una legislación absurda, injusta y destructiva de la cultura» > (ABC).

“Escribir es una amenaza, si publicas te quitan la pensión” Escritores jubilados: una vida amenazada por la persecución de la Seguridad Social. (EL ESPAÑOL)

“MONTORO CONTRA LA CREACIÓN.

Colinas, Luis Mateo y Merino se plantean dejar de escribir por la presión de la Seguridad Social con las pensiones.

Los autores leoneses llaman «disparate» a tener que elegir entre pensión o derechos de autor.” (Diario de Leon).

“El Estado jubila a los escritores.

Los creadores de más de 65 años han de elegir: o pensión o derechos de autor > (La Vanguardia).

Los artículos y denuncias en prensa, y otros medios, son numerosos. Pese a no poner todos, está suficientemente claro el problema creado por políticos carentes de sensibilidad cultural.

Como quiera que lo importante es lograr denunciar estos hechos por cuyo resultado implica a la Administración Central un escaso beneficio recaudatorio para las arcas de la Hacienda Publica y sin embargo puede condenar a los escritores a tomar una dificil decisión: dejar de crear, nos congratulamos de la acción tomada por Luisa Maria Begué, de Valencia a través de CHANGE.ORG

En ella solicita al Ministro/a de Empleo y Seguridad Social:

Los derechos de autor deben ser compatibles con el derecho a la pensión de jubilación.

Consecuentemente y dado que lo importante es ser oido por quienes demuestran poco o nulo interés por los autores, propongo desde aquí

SUMAROS A LA PETICION

firmandola

Pulsar aqui

Petición

para que llegue a las instancias de la Administración Central y sean derogados los artículos que someten a nuestros compañeros y colegas y permitan compatibilizar y cobrar sus derechos de autor al tiempo que la paga asignada por jubilación y ahora se les impide como consecuencia de las disposiciones contenidas en el Real Decreto-ley 5/2013, de 15 de marzo, “de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo“.

¡ GRACIAS en nombre de cuantos escriben !