MADERA PODRIDA CON UN CLAVO OXIDADO – reseña

por | Sep 23, 2015 | Rego_Anxo do, Reseñas | 0 Comentarios

TITULO

Datos Publicacion

MAR Editor.  2013.

ISBN:  978-84-939322-9-9

Palau Noir_Logo

Foto y datos del autor

JoseLuis Ordoñez_RevistaNació en Sevilla, 1973. Es licenciado en Filología, tiene un Máster Internacional de Guión y colabora como crítico de cine en Canal Sur Radio. Ha sido premiado en el campo del cortometraje, la novela, el relato breve y el teatro. En el ámbito del género negro, ha ganado el VII Premio Sexto Continente de Relato con “El amor solo existe en las novelas”, publicado en Antología del Relato Negro IV (Ediciones Irreverentes, 2011) y el Accésit del II Premio de Novela Negra Wilkie Collins con Madera podrida con un clavo oxidado (M.A.R. Editor, 2013).

Desde su columna como colaborador de Solo Novela Negra, ofrece el aspecto cinematógrafico del genero policial y negro

Sinopsis de la obra

McGinty lo supo en ese momento:él había nacido para aquello. Para exterminar vidas. Sólo que ahora, además tenía la sensación de hacer justicia al acabar con un grupo de pervertidos que habían provocado la muerte de Betty Miller. Si eres un asesino profesional, un marido te paga por matar al amante de una mujer infiel y a quien matas en realidad es al marido, si un productor de cine convierte a su novia en protagonista del porno mas terrible, tienes derecho a sentirte molesto con quienes te han utilizado. Y cuando un hombre con principios se enfada, no puedes quejarte de haber comenzado la guerra.

Reseña

“La imaginación al poder”. Siempre que tuve oportunidad de leer esta frase tan repetida, me sentí identificado con ella. Corta y reveladora, concisa y provocadora. Sí, provocadora, por favorecer e incentivar ese hermoso proceso creativo que sin duda alguna es imaginar historias que de otra forma serían imposibles de vivir como protagonista.

Imaginar situaciones más o menos creíbles, desarrollarlas y después ofrecerlas a los lectores, es, sin ningún género de duda, una enorme satisfacción.

Escribir hechos, acciones y reacciones, crueldad y amor, calles, ciudades, lugares, locales, y cientos de sentimientos, es por así decirlo obligatorio por necesario en la mente de todo escritor.

Generalmente suele hacerse situando a los personajes en lugares más o menos conocidos, para ser realistas, donde tal vez el autor estuvo ocasionalmente, pero Jose Luis Ordoñez en esta narración supera toda expectativa del lector. Imagina por partida doble, guión y época. Desconozco si visitó Estados Unidos de América, pero estoy seguro que no pudo hacerlo en la época de la narración. Por otro lado obvio si nos remitimos a su biografía.

El recurso de inicio de Madera podrida con un clavo oxidado se me antojó interesante.

Un asesino a sueldo.

Un encargo algo extraño.

Un viaje al sol, al lujo y las entrañas de la ciudad donde todo es cine, ficción e ilusión. Los Ángeles.

Tal es el comienzo de esta novela, de la trama principal que deriva en varias subtramas más interesantes si cabe.

En diferentes reseñas he dejado claro el placer que me produce leer una novela con diálogos entre los personajes. Considero que tras introducirlos en situación, hacerles conversar los hace más creíbles. Son ellos quienes discuten, aman, en una palabra, viven, no son disquisiciones o apreciaciones del escritor, que sí, pero que le voy a hacer, me gustan más, y Jose Luis lo logra a la perfección.

Y no solo por el recurso citado, también nos hace imaginar a un Errol Flynn en pleno ardor cinematográfico, al unirle al protagonista.

Madera podrida con un clavo oxidado tiene una buena continuidad en la trama principal y sobre todo una inigualable maestría en concatenar situaciones que, en ocasiones, provoca imaginar a los personajes como verdaderos actores de una película, más que de una novela negra.

Es indudable que Jose Luis Ordoñez ha bebido de numerosas fuentes, una de ellas fundamental, el cine negro. Sus citas pueden verse entre líneas no escritas y novelas de otros autores del género. Cito a título de ejemplo; 1280 almas, LH Confidential. James McGinty pese a ser un asesino, gusta, pues le imprime dentro de sus peculiaridades la de disponer de cierta bondad. Se hace querer y apreciar.

Su final aparece y desaparece como esa ola continua que quiere llegar a nuestros pies. Nos hace contar hasta diez y comprobar si acertamos en la resolución de su intriga. Lo resuelve de manera interesante y magistral.

Si como señala Jose Luis Ordoñez en el epílogo de la publicación dirigido al lector, tuvo el placer de conocer a Donna Leon, autora norteamericana de novela negra; (este humilde reseñador es incondicional de la citada, seguidor y lector impenitente de las novelas y su comisario); estoy convencido que muy pronto nos hará disfrutar con otra novela tan intensa como esta, con un personaje, sino igual, muy parecido a James McGinty.

Una recomendación, esta narración debe leerse en una solo toma y no esperar, es mi deseo, un fundido a negro al final. Ha sido todo un disfrute.

TITULO RESEÑADO POR

© Anxo do Rego. Todos los derechos reservados.

Escritor, redactor y director de la revista Solo Novela Negra