Mucho dineroJose Villalba GarroteAutor: Jose Villalba Garrote.

 

 

 

  • Nº de páginas: 246 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: ATLANTIS
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788492952786

 

 

Sinopsis:

            Semana Santa en Zamora. Durante la procesión nocturna de las Capas Pardas, el industrial y cofrade Virgilio Casas sufre delirantes convulsiones y muere, oficialmente de un paro cardiaco. Pero Leocadio Coscarón, subinspector de la Policía Municipal de Zamora, que presencia la escena, tiene sus sospechas, eso le llevará a indagar en la vida del muerto y a sumergirse en el mundo del poder religioso, de los militares y la prostitución.

            Novela policiaca de corte clásico, con un final sorprendente, en la que Jose Villalba Garrote muestra, con gran sentido del humor, una aguda crítica social y el caciquismo de una ciudad provinciana.


La calle, que subía muralla arriba y se adentraba, por el sur, en la parte vieja de la ciudad, tenía las luces apagadas y las aceras estaban abarrotadas de gente esperando. Para Leocadio Coscarón la espera resultaba entretenida, absorto entre dos conversaciones contrapuestas. A su derecha, unas abuelas, ataviada una con rigurosa vestimenta oscura, la otra con estampados intratables y afortunadamente extintos, alababan, cristianamente, a Jesucristo mártir; a su izquierda, dos jóvenes turistas, obviamente algo bebidos y sin el menor respeto por la religiosidad de la Semana Santa zamorana, se regalaban, carcajeando, las obscenidades más delirantes. La chica parecía extranjera, tan rubia y con esos ojazos azules, pero hablaba perfectamente el castellano. Si acaso, tenía un suave deje, bastante sensual, por cierto. Las ocurrencias y el sarcasmo del chico daban a entender que era inteligente, que estaba medio borracho y que si era católico, no era muy practicante.”
MUCHO DINERO – José Villalba Garrote. Hay escritores españoles, y europeos, que escriben novela negra como si sus personajes fueran americanos, que lo hacen tanto como homenaje a los clásicos de la novela negra, los pioneros Dashiell Hammett y Raymon Chandler o los muy reputados James Ellroy y Walter Mosley siempre en y a la cabeza, como con cierto fastidio por tener que hacerlo en un escenario en principio tan poco glamuroso, o cuanto menos “negro” como aquel en el que se ven obligados a desarrollar sus tramas porque uno debe escribir, sobre todo en este género, de lo que conoce. Y se les nota, vaya que si les nota, desde la caracterización de sus protagonistas como si fueran inspectores o detectives americanos trasplantados a España por error, al lenguaje de sus coloquios como si los personajes hubieran hecho el bachillerato en un instituto americano. Yo no creo que hagan novela negra en castellano, no, creo que lo que hacen es homenajear la novela clásica americana en nuestra lengua y para de contar. Otros, sin embargo, sí hacen verdadera novela negra en castellano. Son los escritores que ambientan sus novelas en los escenarios que conocen y que por lo tanto construyen personajes que resultan creíbles dado que se expresan y se manejan como los paisanos que uno podría identificar perfectamente en la calle o en la comisaría de turno. Jose Villalba Garrote es uno de esos escritores que hacen verdadera novela negra en castellano. Su primera novela, Mucho Dinero, es un claro ejemplo de lo que al menos un servidor busca en la novela negra, la cual, como gustan cada vez más en señalar desde diferentes sectores que hacen hincapié en la función exclusivamente instrumental del género como medio de denuncia o de lo que sea, está cada vez más limitada, por reiterativa y acaso también por su muy digna e imprescindible condición de mero entretenimiento. A mí, en cambio, no me gusta que me prostituyan el género diciendo que han escrito una novela negra cuando en realidad lo que han pretendido es hacer un ejercicio de lucimiento literario con la excusa del género. Tampoco soporto las novelas negras que acaban resultando un panfleto porque su autor se tomó excesivamente en serio lo de que el género negro es el mejor instrumento para la denuncia social y/o política. Yo lo que quiero es que el autor de la novela negra que tengo entre manos respete siquiera unas pocas normas del género, empezando por la principal de todas, la de la existencia de una trama que ya luego le puede servir al autor para llevarnos por donde quiera e incluso denunciar lo que le venga en gana. A partir de ahí una novela negra me podrá gustar poco o mucho según la habilidad del escritor tanto para hacerla creíble como entretenida. Pues bien, en Mucho Dinero su autor, Jose Villaba Garrote, cumple a rajatabla con esas mínimas normas del género y además consigue complacer con creces mi deseo de entretenerme con una trama perfectamente hilada, unos personajes creíbles, reconocibles porque está hablando de gente de aquí al lado, policías, industriales más o menos chanchulleros, cofrades, políticos, sindicalistas, hosteleros… Vamos, la fauna de cualquier ciudad española como la Zamora en la que ambienta su novela y en la que la especial idiosincrasia de la ciudad castellana -si bien no parece tanto respondiendo al tópico como a la realidad que el autor conoce mejor que nadie como periodista que es-, o lo que es lo mismo, tanto la omnipresencia de lo religioso, decir Zamora y pensar en su Semana Santa es casi lo mismo, como la vigencia de un sistema caciquil que controla la eterna y negra provincia de Flaubert a su antojo, son precisamente los elementos negros más reconocibles como suele serlo el crimen organizado de la época de la Ley Seca en convivencia con los políticos corruptos del lugar en las novelas de Chandler o Hammett. Y por si fuera poco la garantía de unas hechuras que podríamos decir canónicas más que clásicas, en especial en lo referente al punto de vista del protagonista, un subinspector de la Policía Municipal metido de lleno en un caso que parece no serlo y que le lleva a enfrentarse tanto con el juez de turno como a levantar las suspicacias habituales entre sectores muy concretos de la sociedad zamorana, lo que de verdad hace que la novela funcione, que se distinga por sí misma y no sólo por su trama o escenario, eso es la escritura de Jose. Se distingue tanto por lo bien que resuelve los diferentes registros en los que los diálogos tienen un papel predominante, también como suele ser lo habitual en género, y aquí habría que destacar también esos deliciosos localismos zamoranos que impregnan sus diálogos y hacen más creíbles a los personajes, como por el sentido de humor, la fina ironía, cuando no verdadera sorna, que recorre todo el relato y que es a la postre lo que a mí en concreto más me satisface de cualquier novela. Porque sin humor, sin la coña que requieren la mayoría de las veces las situaciones más cotidianas e incluso presuntamente solemnes, la novela no pasaría de ser un informe policial más o menos largo. Así que bravo por Jose Villaba Garrote y lo mucho que he disfrutado leyendo Mucho Dinero, en mi opinión una de esas novelas negras que estando tan circunscritas a una época y un entorno tan concretos sirven, junto con las novelas de otros tantos autores españoles como Domingo Villar con sus novelas ambientadas en la costa gallega, Javier Abasolo en Bilbao, Alexis Ravelo en Canarias, Nacho Girado en Asturias, González Ledesma o Andreu Martín en Barcelona y así una interminable lista de autores, para construir el retrato de la España contemporánea a través de un mosaico en el que cada novela como la de Jose es una pieza imprescindible.
Palau Noir_Logo

Reseñas realizada por