NADIE HA MUERTO EN LA CATEDRAL – reseña

por | Sep 21, 2016 | Chocarro_Estela, Parra_Antonio, Recomendamos, Reseñas | 0 Comentarios

TITULO

Datos Publicacion

Editorial Maeva. Madrid 2016. 295 págs.

 

Foto y datos del autor

estela chocarroEstela Chocarro (Pamplona, 1973), creció en Cárcar, un pequeño pueblo de la ribera alta de Navarra, escuchando relatos y leyendas de boca de su padre, un gran contador de historias, y viendo cine clásico, hasta que se fue a Madrid. Allí estudió Publicidad y Relaciones Publicas, además de hacer varios cursos de Realización y Producción audiovisual. Tras trabajar en varias empresas de comunicación en Madrid y Pamplona, su pasión por la literatura fue consolidándose y empezó a escribir sus propias historias.

La idea para su primera novela, El próximo funeral será el tuyo, surgió indagando en las viejas historias locales, que ya conocía gracias a los relatos de su padre. Con Nadie ha muerto en la catedral sigue explorando los misterios de su tierra.

Sinopsis de la obra

La muerte del último campanero de la catedral de Pamplona lleva a un insólito descubrimiento: en una habitación secreta del edificio se hallan los cadáveres de dos hombres y un cuadro que parece ser de Dalí.

Cuando llaman a la experta en Dalí Rebeca Turumbay para autenticar el cuadro, esta regresa a la tierra de su familia en Navarra. Allí se reencuentra con el periodista Víctor Yoldi, además de con su tío Daniel y sus amigos de Cárcar. Víctor y Rebeca emprenden juntos una investigación para descubrir la identidad de los cadáveres de la catedral.

Pronto descubrirán que este turbio asunto está relacionado con un sonado robo que tuvo lugar en la catedral de Pamplona en 1935, y que hay personas muy interesadas en que la verdad no salga a la luz. Alguien que sigue muy de cerca a Víctor y a Rebeca, y que está dispuesto a matar si es necesario.

Reseña

Una pareja bien avenida

 

Una de las muchas etiquetas que últimamente se le están colgando a la novela negra es la de “domestic noir”, a saber, aquellas novelas en las que el peso protagónico y la investigación son desempañados por personajes que no pertenecen profesionalmente al ámbito policial o detectivesco. Y en esa categoría encaja a la perfección la pareja de jóvenes empleados por Estela Chocarro en esta novela, a quienes ya habíamos visto actuar en la entrega anterior, El próximo funeral será el tuyo.

Rebeca Turumbay y Víctor Yoldi son los encargados de enfrentarse a un caso con extrañas y alambicadas ramificaciones religiosas. Ella, profesora y empleada de la Fundación Dalí, él, periodista navarro, confluyen en una pareja llena de talento para la investigación, aunque con sus altibajos comunes en lo personal, lo que sin duda añade un atractivo más a las tramas de la autora pamplonesa.

Claro que no están solos, porque hay una galería de personajes que les acompañan y que suponen uno de los activos más importantes de ambas entregas, el “comando geriátrico”, o dicho de otro modo, cuatro ancianos vinculados a Rebeca que aportan sus buenos granos de arena en cada investigación. Daniel el Gallardo, Anastasia Chalezquer, Patricio el Gitano y Marcelo Agreda. Cuatro personajes a cada cual más conseguido que de forma coral escoltan a la pareja protagonista y que capturan el cariño del lector con cada aparición.

Las vinculaciones familiares de Rebeca con Cárcar, marco de las novelas compartido con Pamplona, son fuertes aunque se reduzcan a una sola persona y a un pasado lleno de secretos, y por ahí entra Estela Chocarro con fuerza y ritmo vivos en la narración, implicando a la profesora universitaria en unos casos en los que, tras el correspondiente misterio, se encuentra la golosina de poder desvelarle alguno de esos secretos.

Dinamismo y misterio, tramas ocultas de décadas y hasta siglos, una Iglesia encargada de mantener sus sombras a buen recaudo, y buena prosa, eso encontrará el lector en esta novela, mientras esperamos la próxima entrega de las andanzas de Rebeca Turumbay.