Navarra, ¿de repente, negra?

Navarra, ¿de repente, negra?

Navarra, ¿de repente, negra?

Jun 6, 2017

Miguel Izu | Pamplona | Corresponsal

Este fue el título de la mesa redonda que se celebró, dentro de la Feria del Libro de Pamplona, el pasado día 1 de junio. Bajo la moderación del librero Patxo Abarzuza intervinieron los escritores Carlos Bassas, Miguel Izu, Carlos Ollo y Susana Rodríguez Lezaun.

Miguel Izu | Pamplona | 5 Junio 2017

 

 


Foto: Tadea Lizarbe

Sobre el auge actual, desde principios de este siglo XXI, de los escritores navarros y, en particular, de autores que cultivan la novela negra, los participantes estuvieron de acuerdo en que responde a un fenómeno más amplio, aunque es cierto que agudizado en Navarra, donde quizás haya, nacidos o afincados, más escritores que cultivan el género negro per cápita que en otros lugares (además de los presentes, cabe citar a Carlos Erice, Dolores Redondo, Reyes Calderón, Carlos Aurensanz, Maribel Medina, Jon Arretxe, Estela Chocarro, Tadea Lizarbe, Yolanda Almeida, Mikel Alvira, Maite Sota, Iñaki Zabaleta, Alberto Ladron Arana, Aingeru Epaltza, etc.). Miguel Izu señaló que sucede también en muchos otros lugares, antes quien quería abrirse paso como escritor debía irse a vivir a Madrid o a Barcelona, por no decir a Nueva York, pero hoy la facilidad de las comunicaciones hace que se pueda publicar viviendo en cualquier pueblo o capital de provincia, y esa posiblemente es una de las razones por las que hay más escritores en cualquier punto del mapamundi y también más escritores de novela negra, un género en boga. Carlos Bassas señalaba que hoy la novela negra logra aunar el entretenimiento con la calidad literaria y que la actual generación de escritores navarros, siguiendo una senda abierta por Miguel Sánchez-Ostiz, ha logrado trascender sus fronteras y publicar en editoriales foráneas, logrando un mayor impacto que sus predecesores.

El moderador recordó que las primeras novelas negras en Navarra se escribieron en euskera hace ya bastantes años (Iñaki Zabaleta, 110 Street-eko geltokia, 1986, Aingeru Epaltza, Rock’n’roll, 2000), rompiendo la tradición de la literatura navarra de abordar materias más serias o solemnes, y sugirió que no es un género más fácil que otros, en contra de lo que se suele suponer. Según Carlos Bassas, la novela negra comprende muchos subgéneros y estructuras muy diversas, ofrece una gran variedad, y es igual de difícil hacer buena literatura en el género negro que en cualquier otro. Miguel Izu observó que en la novela negra, un concepto difuso y discutido que frecuentemente se hace sinónimo de novela policial, como en cualquier otro género hay buena y mala literatura, mayor o menor calidad, y que más allá de una trama criminal más o menos compleja lo importante es hacer una buena descripción de una sociedad y de unos personajes y la denuncia social. Susana Rodríguez contaba que el escritor, cuando se pone a escribir, no tiene por qué saber qué género está escribiendo y recalcaba la importancia de los personajes, han de ser interesantes y creíbles y tener una historia detrás. Carlos Ollo incidía en la credibilidad de la narración, que más allá de la trama policial tenga su propia sustancia y que esté pegada a la realidad social, y con Carlos Bassas coincidía en que la denuncia social puede estar o no presente, ser más o menos explícita, o incluso que no es necesario que la novela negra conlleve siempre muertos y crímenes, lo importante es la mirada del escritor sobre los aspectos más oscuros de la sociedad y de la naturaleza humana, sobre todo aquello que normalmente se oculta. Miguel Izu señalaba que, incluso cuando la acción transcurre en otra época, como es el caso de su última novela ambientada a mediados del siglo XIX, suele ofrecerse una lectura sobre la sociedad presente ya que hay constantes o paralelismos históricos inevitables. Carlos Bassas indicó la importancia del lenguaje en la novela negra, un camino abierto por Hemingway en The Killers, que refleja el argot de los delincuentes y que influye en el uso de un lenguaje más duro y apegado a la realidad más cruda. Contó también que un policía y escritor le dijo que en su trabajo tenía que relacionarse con personas que se hallaban en el peor momento de su vida y que necesitaba escribir para exorcizar sus experiencias. Carlos Ollo añadía que uno de los “alicientes” para el lector de novela negra es que sean otros los que lo pasan mal.

El moderador introdujo la clásica cuestión del poco prestigio que tenía en el pasado el género negro, no se consideraba auténtica literatura, frente al boom actual y a la creciente valoración que experimenta. Carlos Ollo señalaba que ha habido autores, como Simenon, que han contribuido a darle calidad y que hoy el lector puede ser más exigente y elegir entre buenas novelas negras y buenas novelas de otros géneros. Susana Rodríguez apuntaba que en el último siglo los escritores han huido del elitismo y se han aproximado al lenguaje de sus lectores, lo que los hace más accesibles, y eso se aprecia en particular en la novela negra. Miguel Izu indicaba que los gustos cambian con el tiempo, hay muchas novelas que triunfaron en el siglo XIX que hoy nos resultan indigeribles. Se refería, como ejemplo paralelo al de la novela negra, al género humorístico, en la primera mitad del siglo XX difícilmente se hubiera concedido un premio Nobel a un autor humorístico y, en cambio, hoy sí se valora el humor que cultivan muchos clásicos contemporáneos. Planteó que una influencia decisiva en el cambio de los gustos de los lectores ha sido el cine y la televisión, hoy tenemos un gusto conformado por los medios audiovisuales y tanto el lector como el escritor están acostumbrados al lenguaje cinematográfico, ya no podemos valorar lo que leemos igual que lo hacían nuestros abuelos. Carlos Bassas recordó que el origen de la novela negra está en el pulp, la novela popular y barata sin otras pretensiones que entretener, pero que en las últimas décadas ha evolucionado gracias a autores que le dotan de calidad, como García Pavón o Sánchez Montalbán en España, de modo que hoy existen muy buenos escritores haciendo novela negra con un excelente uso de un lenguaje sencillo y preciso, que utilizan la ficción como medio para describir una realidad que a menudo no se puede reflejar en los medios de comunicación.

De entre el público se suscitó la típica cuestión de si la atracción por el crimen ofrece diferencias entre hombres y mujeres y si es cierta la preferencia de las mujeres por el veneno y de los hombres por la violencia. Los participantes estuvieron de acuerdo en negar el tópico -Carlos Ollo reconoció su gusto por el veneno y Susana Rodríguez por sembrar sus novelas con un buen número de cadáveres- y Carlos Bassas dio la primicia de un ejercicio que pondrá en práctica en el próximo Encuentro de las Casas Ahorcadas de Cuenca. Ha seleccionado diez fragmentos de otras tantas novelas negras, la mitad escritos por hombres y la otra mitad por mujeres, y reta a cualquiera a tratar de identificar el sexo del autor de cada uno. Asegura que nadie es capaz de distinguirlos.

Avanzado el debate, Carlos Bassas puso en cuestión el verdadero alcance del boom de la novela negra señalando la brecha existente entre la literatura y la industria del libro. La literatura sigue siendo cosa de esa amplia minoría de lectores que consume un buen número de libros al año y que exige calidad, de escritores que venden relativamente poco, incluso aunque sean muy conocidos, y de editoriales que apuestan por la calidad antes que por la cuenta de resultados. La industria del libro se fundamenta, en buena medida, en libros escritos por personajes mediáticos, promocionados por la televisión y por la maquinaria publicitaria de los grandes grupos editoriales, y que son comprados masivamente por los “poco lectores”, los que compran solo uno o dos libros al año para leer en vacaciones. Preguntados los ponentes sobre si en la novela negra navarra hay menos sangre y sexo de lo habitual, bromearon sobre el carácter recatado y pudoroso que suele atribuirse a los navarros y, más en serio, criticaron el exceso de sexo gratuito que, en ocasiones, se introduce forzadamente en la novelas como reclamo cuasipublicitario y defendieron la presencia del sexo siempre que sea coherente con la historia que se narra.

La mesa redonda finalizó con un espacio para la reivindicación de la novela negra como  posible “marca” de país, recordando que el auge de la novela negra nórdica tuvo detrás un apoyo público en forma de promoción y de subvenciones, y entre bromas y veras se propuso que, además de los espárragos y otros productos y de iniciativas como el Reyno Gourmet, el Gobierno de Navarra impulse la marca Reyno Beltza (reino negro).

Otras publicaciones recientes  de actualidad

RELATOS DE 4 FILOS

ANGELIQUE PFITZNER| Corresponsal en Cataluña La barcelonesa librería Alibri, fue el escenario escogido para la presentación en sociedad de la antología RELATOS DE 4 FILOS del escritor José Vaccaro. Abogado y arquitecto, con más de diez libros publicados en su...

leer más

Víctor del Árbol en Granada Noir

Redacción La jornada del jueves de Granada Noir se desarrolló en otro espacio mítico que, como el Teatro CAJAGRANADA, ya forma parte de la mitología y la intrahistoria del Festival: el Teatrillo del Hotel Alhambra Palace, en la jornada que los Encuentros Especiales...

leer más

Somnegra, el refugio del arte en negro

ANGELIQUE PFITZNER| Corresponsal en Cataluña Éxito total y rotundo el pasado sábado, 23 de septiembre, en la inauguración de la librería Somnegra en Barcelona. Amantes del género negro sin cigarrillo en la comisura de los labios y tampoco envueltos en gabardina de...

leer más

El cómic se convierte en ‘El cuerpo del delito’

Redacción Antonio Altarriba (El arte de volar, El ala rota) y el dibujante Sergio García (Odi’s blog, Caperucita roja), nos han sorprendido con una de las novelas gráficas más originales del año, en la que experimentan con el formato del cómic: Cuerpos del...

leer más

About The Author

Redacción General | La Zubia

Equipo de Redacción

Leave a reply

Lecturas

  • 264Este artículo:
  • 890623Revista: Acumuladas:
  • 1157Revista: hoy:
  • 16321Revista: Ultima semana:
  • 44777Revista: Lecturas en el mes:

Octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Pin It on Pinterest