noir portada

garci miniAutor: JOSÉ LUIS GARCI

Editorial: NOTORIOUS.

Para quien haya tenido el privilegio de ver alguno de los programas de la serie “¡Qué grande es el cine!”, que José Luis Garci presentó durante cerca de diez años en Televisión Española, leer este libro supone una especie de reencuentro gozoso con las disertaciones que tanto Garci como sus invitados hacían de las películas, contando anécdotas del rodaje, de la realización, analizando de forma sumamente didáctica ciertas escenas y mostrando a los espectadores menos avezados multitud de detalles que, de otro modo, nos hubieran pasado desapercibidos (pueden escuchar los audios de aquellos coloquios y ver algunos en youtube:

Para los que no conocieron el programa pero son amantes del cine, este libro será, en cualquier caso, una delicia con la que disfrutarán, pues si hay algo que Garci sabe hacer mejor que nadie es transmitir la pasión que siente por el cine.

Noir está escrito con una estructura de artículos, y en el libro Garci hace un repaso bastante exhaustivo de todas las películas de cine negro que dice recordar como a vuelapluma. El mismo autor nos advierte de que, para escribir sobre los directores y sus películas no seguirá un orden concreto, sino que lo hará arbitrariamente, según le vayan pasando por su memoria y lo asombroso es que Garci redacta con la misma fluidez con que hablaba en sus programas; tanto es así que, de hecho, en algunos momentos, llegué a pensar que, más que escribir los capítulos de Noir, Garci los había grabado y transcrito con posterioridad.

El lector no encontrará que este libro no es ni pretende ser un ensayo exhaustivo sobre el cine negro, algo de lo que nos advierte el propio autor. Y, obviamente, tampoco parece que su pretensión sea la de definir una especie de catálogo o guía del cine negro. En absoluto. El propio Garci es consciente de que faltarían muchas películas por incluir en su libro, pero su propósito con Noir no es enciclopédico. Lejos de formalismos y encorsetamientos, el lector se encontrará con un libro escrito como a borbotones, con capítulos que están redactados de una forma pasional y que contagian el entusiasmo y la alegría por el buen cine y, como he dicho antes, Garci emplea un estilo muy oral, quizá como el que utilizaría en una conferencia o en la presentación de alguno de sus programas, algo que, dicho sea de paso, sabe hacer extremadamente bien.

Una de las pruebas que pueden hacer ustedes mismos como lectores es la siguiente: vayan a la biblioteca o la librería y ojeen uno solo de los capítulos de este libro. Si cuando hayan terminado de leerlo no sienten el impulso irrefrenable por ver todas las películas de las que habla Garci, quizá no merezca la pena que se lean el resto. De lo contrario, no lo duden: lean este libro. No solo les sorprenderá el entusiasmo y el fervor con que Garci habla de sus directores y películas favoritas, sino que quedarán literalmente apabullados por la inmensa cultura cinematográfica y literaria del autor, todo un sabio del cine al que es un verdadero placer leer, porque, como apunta la contraportada del libro en un comentario de Francisco Umbral: “Garci no es que escriba bien, sino que es escritor, y de los mejores”.

José Luis Garci nos habla del “noir” como un género difícil de definir, pues más que comprender el término con una definición de diccionario, el cine negro es una serie de sensaciones, de emociones en las que, eso sí, hay ciertos personajes que intervienen como arquetipos del género: detectives privados, mujeres fatales, policías corruptos y policías honestos, agentes de seguros, empresarios sin escrúpulos, boxeadores y matones de poca monta, mafiosos. Es difícil encontrar una sola película que pueda representar al género negro. Sin embargo, en el libro Garci deja patente su predilección por una de ellas: Perversidad, a la que dedica un capítulo completo. Leerlo es una delicia. Cuando uno descubre cómo trabajaban guionistas como Billy Wilder o Raymond Chandler, se da cuenta de que se encuentra ante personas que no sólo eran escritores brillantes y geniales, sino creadores en el sentido más amplio de la palabra: artistas extraordinaios, fueras de serie. Porque, como dice Garci, el cine que surgió entre los años 30 y 50, periodo en el que encontramos numerosas obras maestras del cine negro (y de otros géneros), fue una época de esplendor irrepetible, una especie de edad de oro con autores únicos, magistrales. Resultaría difícil de concebir otra época dorada semejante en la que coincidan simultáneamente cineastas de la talla de Billy Wilder, Alfred Hitchcock, Fritz Lang, John Ford, Raoul Walsh, Orson Welles, Carol Reed., etc. La lista es enorme, impresionante.

Noir es, en definitiva, un libro apasionante para los que aman el cine. Háganme caso, abran el libro y busquen en el último refugio de sus casas para escapar del mundanal ruido. Siéntense en un sillón cómodo y, si desean ambientarse, sírvanse un bourbon (si les gusta beber), o enciendan un cigarrillo (si les gusta fumar) y utilicen una luz indirecta para leer. Escojan cualquier capítulo al azar, lean y déjense llevar por la prosa apasionada de Garci que los arrastrará, sin duda alguna. Como un torrente.

Noir. José Luis Garci. Notorious ediciones.

Comprar


ReseñasReseña de:Jaime Molina

Jaime Molina