718. Granada 9 de Octubre 2015. Redaccion (V. Tander)

Lingüistica

Volver a: ⇒  Figuras semánticas   ⇒  Lingüística

Definición de Paradoja:

La Paradoja consiste en la unión de dos ideas opuestas que resultan contradictorias, pero que sin embargo pueden estar encerrando una verdad oculta:

  • Al avaro, las riquezas lo hacen más pobre → al tener más riquezas sería más rico pero la codicia le lleva a vivir miserablemente para tener aun más riquezas

La Paradoja tiene la función de causar asombro e invitar a la reflexión sobre una realidad mucho más compleja de lo que pudiera parecer en un primer momento.

La Paradoja pertenece al grupo de las figuras de pensamiento. Etimológicamente proviene del griego “paradoxon” de “para” (contrario a) y “doxon” (opinión).

No debemos confundir la Paradoja con las figuras de Oxímoron y Antítesis:
  • El Oxímoron produce contradicción e incoherencia entre dos términos contiguos: hielo abrasador.
  • La Antítesis no existe contradicción entre las oraciones o palabras contrapuestas: eres como rosa de Alejandría que se abre de noche y se cierra de día.

Ejemplos de Paradoja:

  • ¡Ah, hijo mío, en amor, como las que enseñan son las mujeres, cuanto más te enseñan, más suspenso te dejan!
  • Quien bien te quiere te hará llorar
  • ¡Oh, soledad, que a fuerza de andar sola
    se siente de sí misma compañera!
  • Si quieres paz prepárate para la guerra
  • Solo sé que no sé nada
  • Seamos realistas, pidamos lo imposible
  • Prohibido prohibir
  • Es de mala suerte ser supersticioso
  • Así es mi vida. Cuando al fin tengo lo que quería, sale algo mejor
  • Todos somos iguales, pero unos más iguales que otros
  • ¡oh muerte que das vida! (la muerte física que da paso a una vida espiritual)
  • Yo te amo para comenzar a amarte, para recomenzar el infinito y para no dejar de amarte nunca: por eso no te amo todavía” (Pablo Neruda)
  • No mi amigo. He leído muchísimos libros, andado por muchos lugares, y visitado muchas escuelas. Pero no soy sabio. Soy si acaso, un ignorante muy cultivado, pero no un sabio.
  • Tengo todo: El auto más caro, la ropa del mejor diseñador, paseo con la mujer más hermosa… sin embargo mi vida es vacía: tengo que trabajar en algo que no me gusta, escuchar a una mujer borracha de vanidad, rodeado de gente que sólo me rodea para ver qué provecho saca de mi; ahogándome en un disfraz que no me puedo quitar en todo el día. Tengo todo y no tengo nada.
  • Señor gerente, la empresa está trabajando perfectamente bien, tanto, que tengo la impresión de que algo está mal.