774.

Granada 26 de Octubre 2015. Redacción. Anxo do Rego


 

¿ Que es la retórica?

La retórica es un ámbito en el que nos movemos aunque no seamos conscientes de ello. Algo parecido ocurre con el lenguaje. Por ejemplo, los niños adquieren el lenguaje pero no saben gramática, sistematización del lenguaje que utilizamos normalmente, un intento de comprender un metalenguaje que intenta explicar como funciona nuestro lenguaje. Con la retórica sucede algo parecido: estamos instalados en la retórica pero quizá no somos del doto conscientes de ello.

La retórica es mucho mas permeable de lo que comprendemos y tenemos que comenzar a entender las figuras retóricas en un sentido amplio. Por ejemplo, una metáfora es mucho que eso, hay muchos tipos de metáforas.

En nuestra vida cotianada usamos la retórica sin darnos cuenta. La finalidad de su conocimiento es que nos hagamos conscientes de los usos retóricos. Los usos retóricos del lenguaje es lo que hacer que el lenguaje sea a veces tan complejo.

La retórica funciona en el ámbito de lo pragmático, es decir, en un contexto. Sin contexto no hay retórica. No funciona con reglas abstractas como la gramática; una metáfora lo es un contexto, fuera del contexto no lo es. Es fundamental que haya un contexto. Digamos que debe haber algun tipo de complicidad entre el emisor y el receptor para que sea completa.

Los chistes son retórica. Todos los chistes son operaciones retóricas. Cuando alguien no entiende un chiste quiere decir que no se ha producido la comunicación pragmática, es decir, el contexto no ha funcionado, o cuando laguien no entiende una metáfora, o mucho mas grave, cuando alguien no entiende una ironía.

Básicamente, desde un punto de vista estrictamente operativo, una operacion retórica consisten en una transgresión de la norma. Pero transgredir las normas implica un desencuentro con la convivencia lingüística en la que vivimos y que se fundamente en normas; cuando hablamos hacemos uso de un idioma, y nos entendemos gracias a que hacemos uso de las normas de dicho ifioma. La retórica consiste en saltarse esas normas con la complicidad del receptor que intuye que el otro se las está saltando y entonces reinterpreta lo que la otra persona está diciendo. Precisamente, los malentendidos se producen cuando la otra persona cree que estás violando esas normas flagrantemente y que no lo estás haciendo para transmitir.

© Sara Sanz. Octubre 2015.