Un lugar a donde ir – reseña

Un lugar a donde ir – reseña

Un lugar a donde ir – reseña

Jun 22, 2017

Antonio Parra Sanz | Murcia | Jefe de Redacción

María Oruña (Vigo, 1976), gallega de padre cántabro, desde pequeña visita con frecuencia Cantabria. Allí ha ambientado Un lugar a donde ir y su novela anterior, Puerto escondido (2015), un exitoso debut en el género negro que ha sido traducido al alemán, el francés y el catalán. En ambas novelas los protagonistas son los paisajes cántabros y el equipo de la teniente Valentina Redondo, que se ha ganado el cariño de miles de lectores. Oruña es abogada y actualmente compagina esta profesión con la escritura. Ya está trabajando en su próxima novela.

 

 

 

.


 

Editorial Destino. Barcelona 2017. 518 págs.

Han transcurrido varios meses desde que Suances, un pequeño pueblo de la costa cántabra, fuese testigo de varios asesinatos que sacudieron a sus habitantes. Sin embargo, cuando ya todo parecía haber vuelto a la normalidad, aparece el cadáver de una joven en La Mota de Trespalacios, un recóndito lugar donde se encuentran las ruinas de una inusual construcción medieval. Lo más sorprendente del asunto no es que la joven vaya ataviada como una exquisita princesa del medievo, sino el objeto que porta entre sus manos y el extraordinario resultado forense de la autopsia.

Cuando hasta los más escépticos comienzan a plantearse un imposible viaje en el tiempo, se suceden más asesinatos en la zona que parecen estar indisolublemente unidos a la muerte de la misteriosa dama medieval. Mientras Valentina Redondo y su equipo investigan los hechos a contrarreloj, Oliver Gordon, ayudado por su viejo amigo de la infancia, el músico Michael Blake, buscará sin descanso el paradero de su hermano Guillermo, desaparecido desde hace ya dos años, y descubrirá que la verdad se dibuja con contornos punzantes e inesperados.

 


 


Reseña


En las entrañas del misterio

Para los aficionados al género que demandan más normalidad, más naturalidad en los personajes de las fuerzas del orden, María Oruña debe de ser un halo de esperanza, y es que su benemérita teniente, Valentina Redondo, marcha por ese camino, aunque no sin dificultades y dudas, gracias a la persistencia del inglés Oliver Gordon, a quien ya vimos instalarse en Suances en Puerto escondido, la anterior entrega de la serie.

Valentina es una mujer cerebral, a veces demasiado obsesionada con el orden y la pulcritud, conocedora del reglamento y los pasos obligados que requiere toda investigación, pero también tenaz como pocos y con la suficiente mano izquierda como para lidiar entre un capitán urgido siempre por las prisas, y un equipo heterogéneo pero también muy eficiente. Con esos rasgos, no es extraño que Oliver Gordon se prendara de ella, y así se justifica también el acercamiento que él va exigiendo, y que va a poner a Valentina en una tesitura vital digna de la mayor de las encrucijadas.

Para completar el panorama, de nuevo vuelven a aparecer cadáveres en los tranquilos parajes cántabros, aunque ahora no sean niños sino mujeres ataviadas con vestiduras medievales u hombres sepultados en la viscosidad de un pantano; eso sí, todos adornados con la presencia de antiguas monedas que le confieren al caso unas pizcas más de misterio.

Por otro lado, María Oruña se destapa también como una maestra del tiempo, y alterna varios planos cronológicos que a lo largo de la novela terminan por coincidir, y que previamente nos han ido mostrando el carácter de un puñado de científicos obsesionados con las entrañas de la tierra, hasta el punto de organizar congresos o planear expediciones que dejarían al propio Verne a la altura de un niño travieso.

De la confluencia entre ese pasado y un presente sacudido por varios asesinatos extrae la autora el mérito de la novela, al tiempo que somete a la teniente Redondo a una investigación agotadora que aún se vuelve más compleja cuando empiezan a llegar noticias del hermano de Oliver, desaparecido hace ya bastante tiempo en el otro lado del mundo. Tramas paralelas que pueden terminar coincidiendo, circos de varias pistas que hay que saber manejar muy bien para no estrellarse en una sima argumental y que el ritmo narrativo no se resienta. Todo está estudiado y planificado al detalle.

Del Texto © Antonio Parra Sanz. Todos los derechos reservados

De la Publicación © Solo Novela Negra. Todos los derechos reservados.


 

Otras reseñas publicadas.

OJALÁ ESTUVIERAS AQUÍ – Reseña

Murcia | Antonio Parra Sanz |   El Mercado Central de Castellón es uno de los lugares emblemáticos de la ciudad y el escenario de un crimen. Un hombre aparece degollado junto al cuarto donde se guardan los enseres de limpieza. Se trata de un empresario, Pedro...

leer más

Corrupción policial – reseña

Murcia | Antonio Parra Sanz |   Denny Malone solo quería ser un buen policía. Denny Malone es «el rey de Manhattan Norte», un condecorado sargento del Departamento de Policía de Nueva York y el auténtico líder de «La Unidad». Malone y sus hombres son los más...

leer más

El lado oscuro – reseña

Murcia | Antonio Parra Sanz | La joven detective Sonia Ruiz es contratada por una mujer para que demuestre la infidelidad de su esposo, pero descubre que, además, está implicado en actividades ilegales. Por otra parte, Pau, amigo de la investigadora, que ahora trabaja...

leer más

FUL – Reseña num. 2

Las Palmas | Redactor Jefe| Miguel A. Contreras Solo Novela Negra publicó la primera reseña de ésta novela en 30 de Septiembre de 2016, donde aparecen los datos biográficos del autor. Añadimos el enlace para no cansar a nuestros lectores:  Datos de Rafa Melero Hoy...

leer más

JUGANDO A SER MALO – reseña

Murcia | Antonio Parra Sanz | Gijón, la lluvia. El cadáver de una joven en un contenedor de basura. Un ruso, una red de trata de blancas. Antros de nostalgia, sexo mercenario y sábanas de olvido. Un inspector de policía, descreído y sentimental que, atrapado en su...

leer más

Te tendré que matar – reseña

Murcia | Antonio Parra Sanz | Las situaciones más ridículas pueden llevar a cometer los crímenes más absurdos. Te tendré que matar es un conjunto de relatos y microficciones escritos en un tono gamberro e irreverente, aderezado de un cínico humor negro, que mezcla la...

leer más

Piel de Topo – Reseña

Murcia | Antonio Parra Sanz Jon Arretxe (Basauri, 1963), es doctor en Filología Vasca, licenciado en Educación Física y ha completado, en los conservatorios de Bilbao y Vitoria, sus estudios de piano y canto. Este polifacético y exitoso autor tiene la creación...

leer más

Cuervo Negro – Reseña

Murcia | Antonio Parra Sanz Anabel Botella (Cartagena, 1970) se ha convertido en una de las autoras más queridas de la actualidad. Escritora, actriz, soñadora y administradora de La ventana de los libros, ha publicado las novelas Ángeles desterrados, Ojos azules en...

leer más

Orquideas Negras – reseña

Murcia | Antonio Parra Sanz JUAN BOLEA. Nacio en Cadiz en 1959. Está considerado como un renovador de la novela de intriga. Periodista y escritor. Comenzó como reportero en Heraldo de Aragón , y en 1988 pasó a Diario 16 Aragón , donde ejerció como columnista desde su...

leer más

About The Author

Redacción | Murcia

Profesor de Lengua y Literatura. Profesor de Escritura Creativa. Critico Literario. Organizador del festival Cartagena Negra.

Leave a reply

Publicidad

Lecturas

  • 538Este artículo:
  • 764426Revista: Acumuladas:
  • 689Revista: hoy:
  • 12198Revista: Ultima semana:
  • 34378Revista: Lecturas en el mes:

Agosto 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Pin It on Pinterest