UNA DEL OESTE

Titulo:  > UNA DEL OESTE

Jose Javier Abasolo_2

Autor: >  JOSE JAVIER ABASOLO

Reseña realizada por PEDRO SANTOS –  El Buho entre libros.

Como muchas buenas novelas, Una del Oeste es una novela difícilmente clasificable que toca varios géneros. Incluída por la Editorial Erein en su serie Cosecha roja, no es sin embargo una novela negra pura. Es más bien una novela de intriga y misterio con un crimen por resolver. Al mismo tiempo es literatura dentro de literatura, porque incluído en el texto de la novela, nos vamos a encontrar con una novela del Oeste (102 páginas del texto para ser exactos). Sin duda podemos incluir a Una del Oeste en lo que se ha dado en llamar metaliteratura.
Encontraremos un homenaje para empezar a alguno de los grandes de la literatura española en el género de la novela del Oeste: Marcial Lafuente Estefanía y Silver Kane, especialmente a este último, pues el nombre del “malo” que nos presente en la novelita del Oeste no es otro que el de este famoso autor. Para aquellos que no lo conozcan, Silver Kane es el seudónimo con el que durante muchos años publicó sus novelas del Oeste (evitando la lista negra en la que le había incluido la censura franquista) Francisco González Ledesma, uno de los grandes de la novela negra española.
Aunque donde más se centra es en la novela negra, donde El halcón maltés de Dashiell Hammet y su película son una referencia en muchos momentos de la novela.
«Ya veía su nombre situado a la altura de los míticos Dashiell Hammet, Raymond Chandler o Ross McDonald, y tratando de tú a tú con Andreu Martin, Juan Martín, Lorenzo Silva o Jon Arretxe.» (Página 270)
Hammet aparte, el autor más citado en la novela es Jon Arretxe, su compañero deEdidtorial Erein. A punto estuve de copiar este párrafo en la biografía que de él puse en su novela Sombras de la nada
«-¿Jon Arretxe ha dicho? No me suena nada, ¿quién es ese tío?
-Un escritor de libros de viajes y de novela negra muy importante, que suele publicar tanto en euskera como en castellano.» (Página 213)
Ácidos los comentarios sobre la profesión:
«Hay que leer a los demás aunque sólo sea para poder destrozarlos.» (Página 225)
«Eso si que es extraño, sobre todo teniendo en cuenta el ego superlativo que aqueja a los escritores. Ya sabes lo que se dice de vosotros, así como a los soldados se les supone el valor, a los escritores se os supone la vanidad.» (Página 226)
Merece comentario aparte la novela del Oeste insertada entre las páginas de Una del Oeste, siguiendo las pautas del género, con un lenguaje directo y personajes esquemáticos, con mucho sentido del humor y un tanto anacrónico al mezclar el narrador conscientemente sucesos de la actualidad desconocidos en el pasado, como por ejemplo el de este párrafo.
«Son tan estúpidos que se imaginan que vamos a entrar despacito, con gesto altivo, mirando despectivamente a derecha e izquierda, como si fuéramos personajes de una película del Oeste -en el fragor de su explicación se olvidó de que los hermanos Lumière aún no habían inventado el cinematógrafo-.» (Página 338)
En sí misma es entretenida, sin más, para pasar el tiempo. Exactamente igual que las novelas del Oeste que parodia.
Una novela del Oeste tiene una intriga bien planeada aunque por momentos pueda resultar algo previsible. No importa. La mezcla entre la novela del Oeste, la intriga, la crítica al mundillo editorial o la visión que del mundo vasco nos hace la novela (por ejemplo el divertido intento del futuro suegro de cambiar el nombre al juez por otro más castellano para garantizarle un futuro mejor) hacen que sea una novela muy entretenida. Una novela apta para aquellos que no disfrutan del género negro, porque en realidad de negro no tiene mucho.
Una del Oeste es una novela ligera, con un ritmo muy ágil que no se frena ni siquiera con los cortes que supone el salto a la novela del Oeste, porque están tan bien situados que terminan siempre con un punto de intriga que hace desear que llegue el próximo corte para continuar.
Ligera pero con unos personajes muy conseguidos, desde el juez novato y tímido, pasando por la manipuladora novia de él, o esa policía municipal que (¿homenaje a Lorenzo Silva y a su personaje Bevilacqua?) ha estudiado psicología.
Una del Oeste lo tiene todo para poder hacer pasar un buen rato: intriga, ritmo, personajes entretenidos e interesantes e incluso un toque de historia amorosa.

Logo pluma_308/10 Plumas

 Palau Noir_Logo