VAYA SUERTE – de Esther Domínguez Soto

VAYA SUERTE – de Esther Domínguez Soto

VAYA SUERTE – de Esther Domínguez Soto

Jul 11, 2017

Las Palmas | Miguel Ángel Contreras |

VAYA SUERTE                                                                  

Por Esther Domínguez Soto


  -La esperamos mañana. Hasta entonces.

El teléfono quedó mudo. Como ella. Desde que Lucía  comprara el teléfono móvil, dos meses atrás, las llamadas y mensajes a la antigua propietaria del número eran constantes. De amigos -los menos-; de sitios eróticos –algunos-; y vendedores –muchos- Todos joyeros, peleteros, boutiques, agencias de viajes. ¡Hasta  un vidente de nombre exótico y muchas promesas!  Estaba claro que la antigua dueña del número era persona rica. Y gastadora. Muchas veces, Lucía había pensado pedir a la compañía telefónica que le dieran un nuevo número. Pero, mira por dónde, ahora le iba a venir muy bien haberlo conservado. La llamada comunicándole que, gracias a la compra –que ella no había hecho- en una perfumería de lujo, había ganado un jugoso premio, la había dejado sorprendida. ¡Al fin un golpe de suerte! Y nadie podría acusarla de quedarse con algo que, en justicia, no le pertenecía. No podía avisar a la verdadera ganadora. Ella iría de viaje en el crucero de lujo gracias a una manirrota.

Se miró en el cristal de un escaparate. ¡Vaya pelos! Con esa pinta, no podía presentarse en la notaría a recoger el premio. Se tocó el pelo. Cogió el móvil y marcó el número de su peluquería. Seguro que era mucho más barata que la que frecuentaba su antecesora. Se encogió de hombros. Bueno, no tenía tanto dinero pero ahora el premio era suyo. Decidió comprarse una blusa nueva.  Se irguió y continuó su camino con la moral muy alta.

Subió y llamó. Una mujer le abrió y la invitó a entrar. Pasó a una sala de estar y se sentó. La mujer se sentó frente a ella. La miraba tan fijamente que Lucía  empezó a sentirse molesta.

-Esperaba otra cosa –soltó de pronto la mujer. –Creía que Alfredo tenía mejor gusto, la verdad.

-No entiendo –Lucía estaba perpleja.

-Yo sí. ¿Creías que no sabía que Alfredo me engañaba?

-Le juro que no…

-No jures. Total, no iba a creerte. Yo únicamente creo lo que puedo ver. Mi madre me llamaba Tomasa por lo incrédula que era ya de niña –Lucía seguía la explicación, alucinada, con la boca abierta. La mujer continuó. –Vigilé sus llamadas y me hice con tu número. Para un detective fue fácil seguir tus movimientos, tus gastos. No te privas, no –hizo un gesto  burlón. –Te perdí la pista unos días, no contestabas al teléfono. Pero, hace unas semanas, volvió a funcionar. Y aquí estamos.

-Está muy equivocada –Lucía empezaba a asustarse.

-No creas. No tanto. La equivocada eres tú si creíste que la cosa iba a seguir eternamente. ¿Sabías que Alfredo no tiene un duro? ¿Que ese dinero que gasta tan generosamente contigo es mío? Se acabó.

Sacó una pistola, apuntó con cuidado y disparó. Sin aspavientos. Sin dramatismos. Lucía vio cómo un chorrito de sangre manchaba su blusa nueva y empapaba la falda. Antes de morir se le ocurrió que ya no viajaría en el trasatlántico de lujo. Y, curiosamente, sintió pena por sí misma.

 

Del Texto ©  Esther Dominguez Soto- Todos los derechos reservados

De la publicación ©   Solo Novela Negra – Todos los derechos reservados


 

ADVERTENCIA:

Queda prohibida su reproducción parcial o total en cualquier medio escrito o digital, y su publicación en cualquiera de las redes sociales ya sean literarias o no, actuales o que puedan aparecer en el futuro.

En caso de comprobar el uso indebido y quebrantamiento de esta advertencia, los infractores nos facultan para instar las oportunas reclamaciones, debiendo hacer frente a las consecuencias legales en materia de propiedad intelectual, que las leyes vigentes otorgan al Autor y a Solo Novela Negra que detenta los oportunos derechos.


 

Conoce a la Autora de éste relato:

 

 

 

 

 

ESTHER DOMINGUEZ SOTO.

Es profesora de inglés y actualmente imparte clases en un instituto de Pontevedra. Además de leer y escribir, le gusta viajar, cuidar sus plantas y su places mas inmediato es deleitarse con el chocolate. Tiene publicadas dos novelas –una de ellas, ganadora del I Premio del Certamen Nacional de Novela “Feli Übeda” y acumula más de cuarenta relatos.

.


Si te ha gustado el relato, te recomendamos invitar a tus amigos a que lo lean, cada lectura en la revista equivale a un voto. Aquellos 12 relatos publicados en Solo Novela Negra en esta convocatoria mas votados (leidos) hasta el 31 de Mayo de 2018, serán recogidos en una edición impresa que publicará EDICIONES PG.

Si deseas participar en esta convocatoria, entra en: 2ª Convocatoria Relatos Cortos Solo Novela Negra  donde encontrarás las bases y datos para cuantos relatos quieras enviarnos.

Publicaciones recientes de ésta convocatoria para la Antología

La casa de intercambio

MARIAN PEYRÓ| Madrid La historia de Javier y Marta, como todas, tuvo un principio. Pero a la luz de los hechos está claro que aquel no es el que nos importa, porque hubo un principio de verdad, uno importante. Y entonces ya eran Javier, Marta, Fabiola, Mauro y...

leer más

Protocolo de actuación en caso de sismo

NOELIA DOMÍNGUEZ  |   Protocolo de actuación en caso de sismo por Noelia Domínguez   En la ciudad donde vivo la tierra tiembla a diario. Decidí aprovechar esta circunstancia para acabar con Pablo y salir indemne del proceso. Él y yo dormimos en habitaciones...

leer más

EL Socracidio perfecto

Txema Arinas | Oviedo |   Este relato lo leerás en 5 minutos y 50 segundos    Inocencio lleva más de veinte años casado y apenas unos pocos más planeando el asesinato de su suegra. La primera vez que lo hizo fue en el trascurso de una comida en casa de sus...

leer más

Pasado presente

Las Palmas | Miguel Ángel Contreras | PASADO PRESENTE   por Txema Iriberri   -Tiene dentadura para un siglo. – Dijo un negro de voz escacharrada- El mismo día que salga de la clínica podrá romper cocos con los dientes. El postoperatorio es un poco doloroso, pero,...

leer más

Asuntos Oscuros – por Francisco Medina Troya

Las Palmas | Miguel Ángel Contreras | ASUNTOS OSCUROS por Francisco Medina Troya   El inspector Figueroa se bajó ágilmente de su viejo y destartalado Ford Orión. Ya no recordaba cuantos días llevaba lloviendo... La ciudad olía a moho, se palpaba en el aire, casi...

leer más

El sobre, de Anxo do Rego

Las Palmas | Miguel Ángel Contreras | EL SOBRE por Anxo do Rego   Como han cambiado los hábitos para informarse. Tan solo hace unos años estábamos obligados a comprar la prensa escrita diaria, para leer y ver los reportajes gráficos de cuanto sucedía en el mundo...

leer más

Autopsia sorpresa – de Ignacio Barroso Benavente

Las Palmas | Miguel Ángel Contreras | Autopsia sorpresa por Ignacio Barroso Benavente   Escena fría, aséptica. Pestazo a formol y mierdas químicas de estas que provocan cáncer a los años. Un cuerpo desnudo sobre una mesa de acero inoxidable. A su lado una repisa...

leer más

Redes Sociales, de Barroso Benavente

Las Palmas | Miguel Ángel Contreras | Redes sociales por Barroso-Benavente   Abres los ojos y la cabeza amenaza con explotarte de un momento a otro. Pestañeas sin lograr enfocar muy bien. Te escuecen los ojos. Dos preguntas te asaltan rollo mafia albano-kosovar....

leer más

FUMA, FUMA – de Fernando Gracia Ortuño

Las Palmas| Miguel Angel Contreras B.|    FUMA, FUMA por Fernando Gracia Ortuño     A veces la imbecilidad humana es tan recalcitrante, obtusa, cerril y cafre, que te obliga, en cierto modo, a poner el grito en el cielo ante semejante exabrupto, cada vez que...

leer más

About The Author

Redacción General | La Zubia

Equipo de Redacción

Leave a reply

Lecturas

  • 127Este artículo:
  • 833723Revista: Acumuladas:
  • 1922Revista: hoy:
  • 14839Revista: Ultima semana:
  • 47618Revista: Lecturas en el mes:

Septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Pin It on Pinterest