ENTREVISTA A ALFONSO GUTIÉRREZ CARO UNIVERSO SALVAJE

por | Abr 11, 2016 | Gutierrez Caro_Alfonso, Parra_Antonio | 0 Comentarios

Alfonso Gutierrez Caro_RevistaALFONSO GUTIERREZ CARO.

Cartagena (Murcia), 1982. Licenciado en Historia por la Universidad de Murcia. Sus inicios literarios vienen marcados por una interesante actividad como escritor de relatos breves. Mención de honor en el Concurso Galileo de relatos de ciencia ficción (2009) con “Lapsus Machina”, incurso en la antología del mismo nombre. Ha publicado el relato “Muere el último humano físico” en Revista Redes para la Ciencia nº 10 (2010). El relato “Reinicio” en la Antología Descubriendo Nuevos Mundos (2011) de la Federación Española de Fantasía Épica. Su cuento “Sencillamente monstruos”, fue incluido en “Cryptonomikon VI” antología del Cryptshow Festival (2013). Actualmente es colaborador de la sección de Cine en “Diario Siglo XXI”. Es el creador del detective Samuel Alonso, quien apareciera por vez primera en la novela Defecto de fábrica y ha vuelto a hacerlo recientemente en Universo Salvaje.


 

  • Ésta es la segunda entrega de las andanzas del detective Samuel Alonso, ¿qué ha cambiado en él con respecto al que vimos en Defecto de fábrica?

Digamos que Defecto de fábrica le dio alas al bueno de Samuel Alonso. En aquella novela se presentaba a un detective en crisis, con baja autoestima, que incluso tenía otro trabajo para poder pagar las facturas ya que la carrera como investigador privado le iba de pena. Los eventos ocurridos en aquella novela colocan a Samuel en el candelero, de pronto tiene un nombre y vuelven los clientes. Así que ahora tenemos a un Alonso más crecido y seguro de sí mismo.

  • ¿En qué momento y por qué decidió que escribiría novela negra?

Pues fue hace solo un par de años. Siempre había escrito novela y relatos fantásticos y de ciencia-ficción, aunque bien mirado todos ellos tenían ciertos elementos que los hacían ser más thrillers que otra cosa. Mi amor por la novela negra clásica y el cine negro de los años 30-40 hicieron el resto para que me decidiese a cambiar de género, eliminar elementos fantásticos y centrarme en historias más realistas.

  • ¿Por qué ha elegido Murcia como escenario de su saga, no le atraía más alguna ciudad mayor, de las que parecen prestarse más al género?

Elegí Murcia por dos motivos: el primero es que me encanta, es muy especial para mí. El segundo es que es la ciudad que mejor conozco y entiendo, la que más puedo exprimir. Me encantaría ambientar una historia de Samuel Alonso en Los Ángeles, por aquello de ser la cuna del género negro, Philip Marlowe y toda la pesca, pero para ello debería ir allí antes y empaparme de lo que la ciudad me ofrece. Esas sensaciones, aromas y estilos de vida que creo que son primordiales conocer a la hora de ambientar una novela. Controlar esos detalles puede hacer a los lectores entrar en la historia, o dejarlos fuera, de ahí su importancia.

  • Muchos detectives son gentes solitarias, Samuel Alonso lo es, ¿es necesaria esa soledad, es un canon del género o una casualidad?

Lo interesante de que sea un tipo solitario es que al carecer de ataduras familiares o sentimentales siempre está dispuesto a dar ese plus, entrar en ese sitio peligroso o dar ese paso definitivo que, de tener esposa o hijos, probablemente no daría. El tener que preocuparse solo de sí mismo le convierte en menos vulnerable, en más arrojado también.

  • A veces se dice que los personajes se rebelan, sobre todo los de la novela negra, ¿quién ha llevado las riendas verdaderamente en esta novela, usted o el propio Samuel Alonso?

Pues no sabría decirle… Samuel y yo tenemos una relación pactada. Él es algo así como mi alter ego aventurero. Él es el tipo de personaje que dice lo que yo nunca diría y que hace lo que yo nunca haría. Cuando el personaje está ante alguna escena peliaguda me pregunto: ¿qué haría yo en ese caso? Y entonces escribo todo lo contrario.

  • ¿Por qué motivo ha puesto a colaborar a su detective con la policía, y por qué con una inspectora?

Me interesaba explorar la relación que la policía podría tener con un detective privado, las reticencias, los tiras y aflojas, las dos maneras de llevar a cabo una investigación. Por otro lado tenía ganas de crear un personaje femenino fuerte, fuerte y que tuviese mucho protagonismo, que fuese esencial tanto para la trama criminal como para la personal de Samuel Alonso. Quería una pareja de investigadores mixta para el caso, tanto por las posibilidades sentimentales del asunto, como por tener una visión más amplia y variada de las cosas. De hecho Mara Suárez, la inspectora de la novela, es casi lo opuesto a Alonso en muchos sentidos: es metódica, rigurosa, profesional, cerebral. Alonso es mucho más pasional y un “viva la Virgen”.

  • ¿Tanto le preocupa el adulterio como para castigarlo de esta forma en su novela?

No, para nada. El hecho de que el nexo de unión de los asesinatos fuese el adulterio es la fórmula que encontré para involucrar a un detective privado en una investigación oficial de un asesino en serie. Lo encontré curioso, y un caso en el que el detective podía aportar bastante al conocer y haber investigado previamente a todas las víctimas. Veía sólida su implicación.

  • Como personajes, ¿quién tiene más atractivo a la hora de ser un asesino, el hombre o la mujer?

Para mí el atractivo no viene en el género, sino en la idiosincrasia del personaje. Si el personaje es bueno, si está bien ejecutado, resultará atractivo siempre, sea hombre o mujer. El hecho de que en ‘Universo salvaje’ el asesino sea una mujer es porque me atraía esa idea de castigo femenino a tantos y tantos años de machismo recalcitrante.

  • ¿Cómo valora la salud del género negro en España? ¿Y en la propia Región de Murcia?

Bueno, es obvio que su salud es excelente. En España hay tantos autores de calidad que nombrarlos no tendría fin. Víctor del Árbol está arrasando allá dónde va, también Dolores Redondo con su trilogía del Baztán. Me encanta Carlos Zanón, ‘Yo fui Johnny Thunders’ fue, probablemente, mi mejor lectura del año pasado. En la Región tenemos a un tal Antonio Parra con su detective Sergio Gomes que es una delicia, a Santiago Álvarez y su Mejías, al tándem Ballabriga-Zaplana, El Tito, al debutante Carlos Dosel… La verdad es que estamos a gran nivel.

  • ¿A quién le debe impulsos literarios Alfonso Gutiérrez Caro, cuáles son sus debilidades o maestros en el género negro? 

Pues tengo muchas influencias, pero voy a citar a las tres principales. Los dos primeros son auténticos clasicazos de la novela negra, el tercero es más actual. En lo alto de mi altar tengo a Raymond Chandler y su célebre Philip Marlowe. Me fascina lo intrincado de sus historias, la adicción que crean, sus ingeniosos diálogos, sus cínicos personajes… Para mí es siempre referencia, haga lo que haga. Después tengo a James Ellroy, particularmente su obra ‘Jazz blanco’, una novela que me abrió los ojos a un nuevo mundo de posibilidades. De pronto no había necesidad alguna de ser minucioso en las descripciones o en la narración si se escogían las palabras adecuadas. Poco a poco he tendido a economizar medios en mi escritura, a prescindir de envoltorios y presentar lo fundamental de la historia y sus personajes con pocas palabras, de forma más directa. Completa mi particular santísima trinidad el noruego Jo Nesbo, el escritor que más me ha enganchado, y con el que comparto un estilo cinematográfico a la hora de contar historias.

  • ¿Continuará la saga de Samuel Alonso? Y si es así, ¿qué razones le impulsarán a seguir con él?

Continuará. De hecho ya he empezado con la siguiente entrega. La cosa es que esta vez quiero que sea distinta, quiero dotarla de un ritmo más sosegado, crear una historia más personal e íntima. También pretendo colocar a Samuel en un segundo plano, dejando el protagonismo a otro personaje… Y bueno,  hasta aquí puedo leer.

  • Imagine que tiene ante sí a un lector que no le conoce, ¿cómo le vendería su Universo salvaje?

Eso es muy fácil de imaginar. Le diría que es una novela de asesinos en serie en Murcia. Haciendo énfasis en lo de “asesinos en serie” y “Murcia”. Desconozco si hay algo igual por ahí, pero ya la mera premisa puede levantar cierta curiosidad. Además le mencionaría a Samuel Alonso, un personaje que tiene algo especial, no en vano todos los que han leído la novela no dudan en resaltar su presencia.

Antonio Parra_ Revista© Antonio Parra Sanz. Abril 2016 para solo Novela Negra.

Todos los derechos reservados.