Granada 2 de Junio 2015. Redacción S.N.N. Ref.: 150339


Nuestro muy estimado Autor OSVALDO REYES a raiz de la petición que realizamos hace tiempo a todos los escritores incluidos en nuestra Web, nos remite su segundo articulo. En ésta ocasión  cinco condiciones médicas que pueden llevar al crimen.

En su anterior articulo titulado  Cinco (5) principios básicos de medicina que todo escritor de novela negra debería conocer. nos proporcionó elementos necesarios para no cometer errores a la hora de escribir una novela negra.

Esperamos y deseamos que también éste artículo sea tan interesante como el primero y sirva para mayor conocer mas aspectos para  documentar a quienes escriben éste maravilloso género negro.

Biología asesina
Cinco condiciones médicas que pueden llevar al crimen

por OSVALDO REYES

Si son fanáticos del género negro, deben haber encontrado en el camino de sus lecturas mil y una maneras de asesinar. Algunas encajaban a la perfección con la historia. En otras terminan el libro y se quedan con la incómoda sensación que los engañaron. Si les ha pasado, no se sientan mal. No están solos y lamento decirles que les va a volver a ocurrir.

ArticuloEl escritor trata de ser original. De crear algo que sorprenda al lector. Por ese motivo puede recurrir a técnicas poco convencionales y al final quedarse enredado en su propia iniciativa (sin contar que otros tratan de hacer lo mismo. Solo hagan memoria del número de libros donde el asesino sufre de amnesia y sabrán de qué hablo).

Una de las herramientas a la disposición del escritor es utilizar el argumento de una enfermedad como causal de los hechos o como instrumento para lograr su captura (si leyeron los primeros libros de la serie de Kay Scarpetta de Patricia Cornwell se pueden hacer una idea de mi punto). Es una maniobra válida, siempre que sepan utilizarla en el contexto correcto. A continuación les doy cinco condiciones médicas que han sido usadas como argumento (en defensa o acusación) de un crimen en la vida real. Espero les sea de utilidad cuando busquen la solución del problema de haber sido demasiado ingeniosos en el desarrollo de su trama.

1. Síndrome premenstrual:

Caso: En 1980 Sandie Craddock de 29 años asesinó a puñaladas a una compañera de trabajo. Su historial mostró más de 30 acusaciones y múltiples intentos de suicidio, todos relacionados con su periodo menstrual. El juez lo consideró un factor mitigante y Sandie fue puesta en probatoria y obligada a recibir tratamiento médico, el cual funcionó mientras lo usó. Al suspenderlo, atacó a un policía y terminó en prisión una vez más, usando el mismo argumento de defensa.

Descrito por primera vez en 1931 por el Dr. Robert Frank, se define como un conjunto de alteraciones físicas y psíquicas que ocurren como resultado de las fluctuaciones hormonales cerca del momento de la menstruación. Aunque hay muchas teorías, una de las más aceptadas es que estos cambios generan una disminución de un neurotransmisor llamado serotonina, lo que puede llevar al desarrollo de depresión, irritabilidad y estallidos de agresividad. Se calcula que puede afectar del 30 al 80% de las mujeres en edad fértil (no es tan raro como pensaban), pero la forma más severa del cuadro (el Trastorno Disfórico Premenstrual) es menos frecuente (3%). Los síntomas aparecen una o dos semanas antes de la menstruación y desaparecen con la misma.

2. Sexsomnia:

Caso: Jan Luedecke fue al baño después de una fiesta en el verano de 2003 y encontró que llevaba un condón puesto (uno que no recordaba haber usado). Luego fue acusado de violación por una mujer que se quedó dormida en la fiesta y que al despertar descubrió que un extraño estaba teniendo relaciones sexuales con ella. Un médico certificó que Luedecke sufría de sexsomnia y fue declarado inocente de los cargos.

El término fue usado por primera vez en el 2003, pero las primeras investigaciones que sugerían esta conducta datan de 1996. La Sexsomnia se considera una parasomnia
(trastorno de la conducta durante el sueño asociado con episodios breves o parciales de despertar, sin que se produzca una interrupción importante del sueño) en la cual la persona participa en actividades sexuales mientras duerme y no las recuerda posteriormente. Puede ir a la par de otras parasomnias (sonambulismo, terrores nocturnos) y ser desencadenado por situaciones como el estrés, ingesta excesiva de alcohol o la privación del sueño.

3. Depresión post parto:

Caso: Natasha Sultan de 21 años, en un momento de frustración, golpeó a su hija Amelia-Lilly de seis semanas de nacida, fracturando su cráneo. A pesar de llevarla al hospital, la niña falleció. Un médico certificó que Natasha sufría de depresión post parto y que se le indicó tomar antidepresivos, pero ella desistió de tomar la dosis completa por el estigma asociado a su uso. La madre se declaró culpable del infanticidio. El juez no la envió a prisión, considerando que tendría que vivir con su actuar el resto de su vida y se le recomendó no volver a salir embarazada, considerando lo ocurrido.

La depresión post parto es una forma de depresión que afecta del 5 al 25% de las mujeres después del parto, aunque investigaciones sugieren que los síntomas empiezan a aparecer antes del nacimiento en casi la mitad de los casos, por lo que la última clasificación la define como un cuadro depresivo que puede ocurrir en cualquier momento del embarazo hasta el primer mes post parto. Puede durar meses y extenderse hasta un año. En una o dos personas de cada 1000 puede aparecer la forma severa del desorden, conocida como psicosis post parto, siendo una de las principales causas de asesinato de menores de un año en los Estados Unidos. Su etiología se piensa que es de tipo hormonal, pero queda mucho por descubrir todavía.

4. Síndrome de Münchhausen:

Caso: El 8 de abril del 2015, Lacey Spears de 27 años fue sentenciada a 20 años de cárcel en un Hospital Psiquiátrico por el asesinato de su hijo Garnett de 5 años. El pequeño visitó 23 veces varios hospitales en su primer año de vida por problemas varios. Fueron los de tipo digestivo los que obligaron a los médicos a colocarle un tubo gastrointestinal a los 9 meses de nacido. Fue gracias a este tubo que la madre pudo hacerle ingerir grandes cantidades de sal a Garnett, lo que al final cobró su vida. La abnegación e interés de la madre engañaron a todos (incluso llegó a crear su propio Blog llamado “La travesía de Garnett” donde contaba sobre su estado de salud), a pesar del curioso hecho de que los síntomas mejoraban en el hospital y apenas llegaba a casa aparecían.
Pertenece a lo que se conoce como trastornos facticios. Es un desorden mental donde el paciente creo o fabrica su enfermedad de forma consciente con el propósito de obtener la consideración o apoyo de terceras personas. Fue descrito por primera vez en 1951 y recibe su nombre no por el descubridor (R. Asher) sino por Karl Friedrich Hieronymus, Barón de Münchhausen, quien en el siglo XVIII se hizo famoso por sus historias fantásticas que nunca ocurrieron. El Münchhausen by proxy (Münchhausen por poder) es similar, solo que las víctimas son las personas al cuidado del afectado. El fin es el mismo. Obtener reconocimiento, apoyo o despertar lástima en las personas que lo rodean y parecer cuidadores abnegados. El abuso no es impulsivo, sino programado y con un propósito claro en mente. Los estudios apuntan a una tasa de mortalidad entre el 6 y el 10% en las victimas, lo que hace del Münchhausen por poder una de las formas más letales de abuso infantil.

5. Enfermedad de Lyme:

Caso: Terry J. Sedlacek de 27 años llegó a la Primera Iglesia Bautista de Maryville (Illinois, Estados Unidos) armado con una Glock calibre . 45 y le disparó al reverendo Fred Winters sin motivo aparente. Cuando dos miembros de la congregación (Terry Bullard y Keith Melton) tratan de inmovilizarlo, Sedlacek los apuñaló antes de ser detenido. Le defensa estableció que Terry sufría de la Enfermedad de Lyme y que esa era la razón de su comportamiento violento. Permanece recluido en una Institución Mental en espera de una decisión.
Es una enfermedad infecciosa causada por una espiroqueta llamada Borrelia burgdorferi, que se adquiere a través de la picadura de las garrapatas. Fue descrita por primera vez en Europa (1909), pero su causa se estableció en 1975 al aislar el agente en la ciudad de Lyme (Connecticut, Estados Unidos). Se desarrolla a lo largo de tres fases. La última o enfermedad tardía puede aparecer meses o años después de la infección inicial y se puede manifestar como un cuadro dermatológico, articular o neurológico. Los síntomas neurológicos pueden incluir confusión, trastornos del sueño, perdida de la memoria y en casos extremos conductas violentas y agresivas. Sin embargo, este último punto ha sido causa de controversias y algunos investigadores sugieren que no existe tal relación, por lo que su valor depende de qué lado del juzgado usted ocupe (fiscalía o defensa. Esperemos que no de acusado).
Espero que este artículo les sirva de algo para su futuro literario. Si no, por lo menos que los haya entretenido. Deben recordar que los casos mencionados son verídicos y prueba que muchas veces la realidad le gana a la ficción. Cuando no sepan dónde buscar la
inspiración, respiren hondo y miren a su alrededor. Lean el periódico y las musas le hablaran de entre sus líneas. Si lo buscan, lo encontrarán.

Si a pesar de todo no encuentran la solución, usen las ideas que les presento. Con algo de suerte, estos casos les darán la respuesta para cortar el nudo armado por sus propias palabras y evitar que sean estrangulados por sus tramas.

   Osvaldo Reyes_2  © Osvaldo Reyes – Junio 2015.

Todos los derechos reservados.


Articulo publicado con autorización expresa del autor.

Aviso de Solo Novela Negra:

Si por alguna circunstancia necesitaras utilizar este artículo con otro fin que no sea  para uso y lectura propia, deberás contactar con Solo Novela Negra a través del e-mailredaccion@solonovelanegra.com para obtener por nuestra mediación, autorización expresa y escrita del autor.

En caso de comprobar uso indebido de su publicación sin autorización en cualquier medio escrito, digital, o su exposición en cualquiera de las redes actuales o que en el futuro aparezcan, deberás hacer frente a las consecuencias legales y consecuentemente penales, que implicaría el quebrantamiento de este aviso.