Brindis Rojo

Brindis Rojo

Brindis Rojo

Jul 21, 2017

Aporta el Autor:  David Gómez Hidalgo

Dirige la sección: Miguel Angel Contreras

BRINDIS ROJO

Por David Gómez Hidalgo

 

El sol se asomaba por el horizonte. Las olas rompían contra el acantilado. Los primeros bañistas se refrescaban después de una calurosa noche.

Había llegado el momento para ellos dos. No existía ninguna posibilidad de marcha atrás. Tampoco lo habían pensado demasiado, pero tenía que ser así. Aún dedicaron unos minutos más a contemplar aquel bello espectáculo.

Las cogieron, como si fueran dos copa de cava. Enlazaron sus brazos cual novios en su primer brindis de boda. A ella le temblaba el pulso, a él se le secó la boca. Se miraron por última vez como Bonnie a Clyde y se besaron.

Cuando los rayos del sol se posaron sobre la bahía dos impactos secos rompieron el silencio.

Del Texto ©  David Gómez Hidalgo – Todos los derechos reservados

De la publicación ©   Solo Novela Negra – Todos los derechos reservados


 

ADVERTENCIA:

Queda prohibida su reproducción parcial o total en cualquier medio escrito o digital, y su publicación en cualquiera de las redes sociales ya sean literarias o no, actuales o que puedan aparecer en el futuro.

En caso de comprobar el uso indebido y quebrantamiento de esta advertencia, los infractores nos facultan para instar las oportunas reclamaciones, debiendo hacer frente a las consecuencias legales en materia de propiedad intelectual, que las leyes vigentes otorgan a Solo Novela Negra que detenta los oportunos derechos.


 

Publicaciones recientes en esta Seccion

Círculo vicioso

BARROSO-BENAVENTE| Madrid Noche. Sombras. Farolas. Bombillas. Calles. Asfalto. Aceite. Coches. Niebla. Adoquines. Edificios. Antros. Puerta. Ropero. Destellos. Botellas. Reservado. Risas. Hombres. Bailarinas. Jazz. Carcajadas. Vasos. Hielo. Whisky. Tabaco. Humo....

leer más

Se acabó el juego

INÉS MUÑOZ AGUIRRE|Venezuela El ascensor llega al piso 13. Una frágil mujer entra en él. El marido sonríe aunque le molestan sus salidas con las amigas. Ella se despide. La puerta se cierra, se oye el sonido ronco de la guaya en descenso. Andrés toma una palanca...

leer más

Bautismo de fuego

LLUÍS TALAVERA| Aunque Leo es todavía un novato, no duda en presentarse voluntario para esta misión de paisano. Todo transcurre sin sobresaltos hasta que el operador de cámaras de vigilancia le avisa de que ha localizado al malhechor cerca de su posición. Se inicia...

leer más

La merienda

INÉS MUÑOZ AGUIRRE| Venezuela Una suave brisa mueve las hojas de los árboles. El sol se cuela y forma líneas de luz que se diluyen en la grama. Los niños juegan entre columpios, y toboganes. Los colores dan vida al lugar. Una mujer menuda, morena, con un impecable...

leer más

La Mirada de Miranda

MELISSA GUARDIA V| Todo comienza hoy día con una fotografía y para Marcos Del Bosque, su vida social en las redes fue el inicio hacia su destino. Fue en una fiesta donde ella envió a un falso paparazzi, un supuesto cazador de personalidades, para retratarlo. Entre...

leer más

Fin de función

INÉS MUÑOZ AGUIRRE| Se mira al espejo. Sostiene el lápiz en su mano. Se pinta las cejas con un borde grueso. Dibuja en blanco un óvalo alrededor de sus ojos marrones, lo rellena. El detalle final lo conforma el trazado de una cruz. Los labios quedan en un rojo...

leer más

Sin aire

BEATRIZ GÓMEZ LORENZO| Murió. Así de simple. Una sola palabra que desencaja la mente y emite con resuello miles de interrogantes. No sé si me apetece conocer las repuestas. Simplemente murió. Intento no pensar en ello pero mi mirada continuamente se desliza sobre el...

leer más

Me resbala

JESÚS ZAPLANA GARCÍA Todas las noches, a la misma hora. Es la vecina de arriba. Somos una comunidad de vecinos muy unida. Los tabiques del edificio tienen el grosor de una radiografía. Sé cuándo marca gol el Atleti. Conozco toda suerte de chismes y trifulcas. Me...

leer más

Lágrimas y plomo

IGNACIO BARROSO BENAVENTE| MADRID  Mírate. Tienes miedo. Tus ojos lo confiesan. Las lágrimas por tus mejillas lo corroboran. El mentón te tiembla. Lo noto. La empuñadura de la Tokarev vibra cuando tus dientes chocan con el cañón. Pero es lo que hay. De nada te va a...

leer más

About The Author

Leave a reply

Lecturas

  • 126Este artículo:
  • 1001642Revista: Acumuladas:
  • 415Revista: hoy:
  • 7992Revista: Ultima semana:
  • 23616Revista: Lecturas en el mes:

Publicaciones recientes

Diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Pin It on Pinterest