VAYA SUERTE – de Esther Domínguez Soto

Las Palmas | Miguel Ángel Contreras | VAYA SUERTE                                                                   Por Esther Domínguez Soto   -La esperamos mañana. Hasta entonces. El teléfono quedó mudo. Como ella. Desde que Lucía  comprara el teléfono móvil, dos meses atrás, las llamadas y mensajes a la antigua propietaria del número eran constantes. De amigos -los menos-; de sitios eróticos –algunos-; y vendedores –muchos- Todos joyeros, peleteros, boutiques, agencias de viajes. ¡Hasta  un vidente de nombre exótico y muchas promesas!  Estaba claro que la antigua dueña del número era persona rica. Y gastadora. Muchas veces, Lucía había pensado pedir a la compañía telefónica que le dieran un nuevo número. Pero, mira por dónde, ahora le iba a venir muy bien haberlo conservado. La llamada comunicándole que, gracias a la compra –que ella no había hecho- en una perfumería de lujo, había ganado un jugoso premio, la había dejado sorprendida. ¡Al fin un golpe de suerte! Y nadie podría acusarla de quedarse con algo que, en justicia, no le pertenecía. No podía avisar a la verdadera ganadora. Ella iría de viaje en el crucero de lujo gracias a una manirrota. Se miró en el cristal de un escaparate. ¡Vaya pelos! Con esa pinta, no podía...

Read More