EL TROFEO, por Jose Ramón Gómez Cabezas

EL TROFEO, por Jose Ramón Gómez Cabezas

EL TROFEO, por Jose Ramón Gómez Cabezas

Jul 20, 2017

Las Palmas | Miguel Ángel Contreras

EL TROFEO

Por José Ramón Gómez Cabezas

(Presidente de Novelpol)


 

Tantas veces soñé este momento. Y ahora estoy aquí varado ante su puerta.

Encabronado, golpeo con mi hombro el muro que separa mis sueños de su realidad. El dolor lacerante me recuerda que aunque quiera no podré.

Me cago en todas las películas de acción.

Recurro al plan B, el de los débiles, y aporreo el tabique de madera, primero con un tiesto de barro que encuentro a mano y luego con el macetero de forja.

Grito, pero ella no me escuchará, estoy seguro.

Mi insistencia alcanza su objetivo y finalmente consigo abrir una brecha en la puerta. Las pequeñas astillas de la fisura se clavan rencorosas en mis dedos mientras intento acceder desde fuera al picaporte interior. Metáforas de la vida, ya ves.

Sobre el umbral de la entrada me vuelvo a detener; un atisbo de lucidez se abre paso en medio de mi locura. El remanso de calma que encuentro en su entrada se hace cómplice de la sensatez del momento y reparo en detalles.

El único rayo de luz que penetra por la contraventana a medio cerrar ilumina un pequeño tendedero del que pende, como un ahorcado, un sostén negro.

Lo que hubiera dado yo por ese trofeo cuando la observaba desde mi terraza secar al sol su larga melena.

Reparto la mirada por el resto de la sala de estar. Tan solo algunos muebles y cuadros lo diferencian de mi apartamento. A la derecha estará su dormitorio. Justo debajo del mío.

Suspiro profundamente y siento flojear mis piernas. El hedor que ahora percibo me devuelve al motivo de mi allanamiento.

Me lanzo desesperado hacia la puerta del dormitorio.

Abro con cuidado, como temiendo despertarla, y tengo que detener el primer vómito. No lo consigo. Apoyo una mano contra el marco, me inclino sobre el vano y tras un par de arcadas restos oscuros del almuerzo van a parar a su moqueta.

Me recompongo todo lo rápido que puedo y al incorporarme quedo aturdido descubriendo la sangre que oscurece la puerta del dormitorio.

Consigo domar una nueva arcada.

Busco un pañuelo para taparme la nariz. No encuentro nada y no dudo en quitarme la camiseta y apretarla contra mi cara para evitar el olor.

Al pasar los brazos por las mangas encuentro el origen de los restos púrpura en la puerta. Son míos: algunos de los cortes que me produje al entrar al piso no dejan de sangrar.

Ya no tengo nada a mano para cubrir mis heridas. Vuelvo la cabeza y de un solo impulso descuelgo el sujetador. Lo enrollo en mi mano y, decidido, penetro en la alcoba.

Vuelvo a quedar inmóvil. Allí está ella.

Apenas intuyo su cuerpo hinchado, envuelto en una mortaja que antes fue blanca. Una almohada cubre su cabeza y la sábana empapada deja entrever una de sus piernas revestida por una costra de sangre que invita al banquete a moscas y larvas.

Las arcadas, que retornan, encuentran ahora mi estómago vacío. Suelto una lágrima mientras me acerco al cabecero para despedirme.

Puta vida esta.

Levanto el almohadón y salgo de allí en dos zancadas.

Atravieso el umbral de mi puerta, apoyo la espalda contra el marco y me dejo caer hasta el suelo.

Con la mano intacta, acaricio el trofeo que envuelve mis heridas y sonrío.

No era ella, me digo. No era ella.

 

Texto ©José Ramón Gómez Cabezas – Todos los derechos reservados

Publicación ©   Solo Novela Negra – Todos los derechos reservados


 

ADVERTENCIA:

Queda prohibida su reproducción parcial o total en cualquier medio escrito o digital, y su publicación en cualquiera de las redes sociales ya sean literarias o no, actuales o que puedan aparecer en el futuro.

En caso de comprobar el uso indebido y quebrantamiento de esta advertencia, los infractores nos facultan para instar las oportunas reclamaciones, debiendo hacer frente a las consecuencias legales en materia de propiedad intelectual, que las leyes vigentes otorgan a Solo Novela Negra que detenta los oportunos derechos.


 

Publicaciones recientes del Autor en Solo Novela Negra

El faro de los enamorados

Aporta el Autor: Pepe Desastre Dirige la sección: Miguel Angel Contreras El faro de los enamorados por Pepe Desastre     Desde el faro, la vista era quimérica. Él la abrazó. La besó. Pero no de forma apasionada y desmandada, no. La besó lentamente,...

leer más

Cubelles Noir: la novela negra desembarca en el Garraf

La Zubia | Juan C. Rodriguez T. | Cubelles se convertirá, durante cuatro días, con el festival Cubelles Noir, en la capital catalana de la novela negra. Es el segundo año que se convoca este festival, que tiene el apoyo del Ayuntamiento de Cubelles. Mesas redondas,...

leer más

10º PREMIO CÍRCULO DE LECTORES DE NOVELA – Vctº 17-09-2017

La Zubia - Granada 10º PREMIO CÍRCULO DE LECTORES DE NOVELA (España) Género:   Novela Premio:   10.000 € y edición Abierto a:  autores/as noveles, cualquiera que sea su nacionalidad, mayores de edad y residentes en España Entidad convocante: Círculo de Lectores, S.A....

leer más

Redes Sociales, de Barroso Benavente

Las Palmas | Miguel Ángel Contreras | Redes sociales por Barroso-Benavente   Abres los ojos y la cabeza amenaza con explotarte de un momento a otro. Pestañeas sin lograr enfocar muy bien. Te escuecen los ojos. Dos preguntas te asaltan rollo mafia albano-kosovar....

leer más

El cliente nunca tiene la razón

Aporta el Autor:  Marian Peyró Jiménez Dirige la sección: Miguel Angel Contreras EL CLIENTE NUNCA TIENE LA RAZÓN   por Marian Peyró Jiménez   Lo que se había hecho esa mujer en la cabeza era un auténtico crimen. Se levantó trabajosamente, su cara transida de...

leer más

Publicaciones recientes en esta Seccion

LA ANFISBENA – # 1

Miguel Ángel Contreras | Las Palmas Donde existen reglas también hay excepciones. Esta es una de ellas dada la intensidad y amplitud del relato, en esta ocasión nos vemos obligados a publicar este excepcional trabajo de nuestro amigo y colaborador GUSTAVO EDUARDO...

leer más

Insolvente de alta gama

Las Palmas| Miguel Angel Contreras B.| ‘Insolvente’ de alta gama Por Juan Carlos Arias   En el abanico de no pagar a ciertos padres cuando media el divorcio hay de todo. Como en la viña del señor. Hay quienes fingen ser indigentes, los que están ‘recogidos’ por...

leer más

El penoso deber de un policía

Las Palmas| Miguel Angel Contreras B.| El penoso deber de un policía por Juan Pablo Goñi Capurro   Seis de la mañana, domingo ya. Hughman sintió un aguijonazo de ternura al dedicarle una mirada de despedida a Matilde, aún dormida. Diez días despertando junto a...

leer más

JETA CON HEREDERAS – Reyes #13

Las Palmas | Miguel Ángel Contreras A Reyes los pagos que, tras el divorcio soportan los padres, le parecen normales cuando se trata de que  los hijos no sufran maltrato económico pues se les suele hurtar el rol paternal. Lógico, ver a la descendencia, que vive en...

leer más

Canción del payaso triste – David de la Torre

Las Palmas | Miguel Ángel Contreras Canción del payaso triste Por David de la Torre Faltaba una semana para el aniversario. La muerte de su padre significó, para él, un alivio. No sólo por dejar de estar obligado a visitarle cada domingo desde hacía quince años. Sino...

leer más

Un trabajito extra (Hughman # 19), por Juan Pablo Goñi

Redacción Las Palmas | Miguel Ángel Contreras UN TRABAJITO EXTRA. Por  Juan Pablo Goñi   –Acá me conocen, inspector, no voy a estar vendiéndole pescado podrido. Vender pescado podrido, otra alocución argentina, como vender fruta podrida, sinónimos de engaño....

leer más

La sinrazón de Job, por Miguel Ángel Carcelén

Miguel Ángel Contreras | Las Palmas de Gran Canaria | Jefe de Redacción Soñé que él estaba soñando conmigo... ¿Qué quieres? A veces, entre tantos sueños, se nos cuela uno que no tiene nada que ver con la vida real. Gabriel García Márquez  Vio cómo el hombre, al salir,...

leer más

TANIA – por Alejandro E. Cardoso

Miguel Ángel Contreras | Las Palmas de Gran Canaria | Jefe de Redacción Oscurecía en Langley, Virginia, cuando Tania salió de su trabajo, consumida, tras diez largas horas en una de las oficinas de información de la CIA. Llegó al aparcamiento del edificio y, como una...

leer más

Selección – por Miguel González

Miguel Ángel Contreras | Las Palmas de Gran Canaria | Jefe de Redacción - Martín, ¿si le parece bien le damos quince minutos más de cortesía al otro candidato? Si no se presenta en ese tiempo la plaza será suya.       El día antes, el encuentro casual con Martín había...

leer más

About The Author

Redacción General | La Zubia

Equipo de Redacción

Leave a reply

Publicidad

Lecturas

  • 158Este artículo:
  • 760713Revista: Acumuladas:
  • 1222Revista: hoy:
  • 12319Revista: Ultima semana:
  • 30665Revista: Lecturas en el mes:

Agosto 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Pin It on Pinterest