Razones tiene “La negra” que la Razón sí entiende – Izaskun Albéniz

Razones tiene “La negra” que la Razón sí entiende – Izaskun Albéniz

OPINION

Razones tiene “La negra” que la Razón sí entiende – Izaskun Albéniz

Abr 17, 2017

Ana Bolox | Madrid | Redacción Opinión

No sé si a ustedes les sucede pero en mi caso es matemática pura. Si en una conversación surge —y siempre lo hace— el “momento lectura” y preguntan por mis preferencias, la reacción del interlocutor al escuchar mi respuesta es siempre la misma. Un primer gesto de alzamiento de cejas seguido por un pestañeo rápido y después, como en un tic nervioso, un respingo en retroceso acompañado por un leve encogimiento de hombros.

Supongo que no doy el perfil —si es que lo hay— de lectora  (y defensora) de novela negra. Pero la reacción en cadena continúa, porque tras este primer momento de turbación y desconcierto, llega la consabida pregunta —con ese matiz de decepción que tanto me disgusta—:

—Pero mujer, con lo que te gusta la literatura, ¿novela negra? ¿Por qué? ¿Qué te da?

—La novela negra seduce, absorbe, conquista y enamora— respondo invariablemente.

Y al tiempo, trato de explicar una vez más que, pese a lo denostado del género, también la novela negra es literatura —aunque a este carro se hayan subido oportunistas de todo pelo que, dicho sea de paso, también lo han hecho en otras épocas y con otros géneros— y que, en conjunto, la novela negra tiene un importante ramillete de razones para convertirse en mi género favorito.

 

Por qué es mi género favorito

El primero de ellos es evidente. La lectura supone un elemento lúdico de evasión que permite al lector ponerse en la piel del protagonista y experimentar todas las vicisitudes con las que se enfrenta el héroe con una ventaja adicional: salir indemne de ese mundo oscuro y criminal.

El género negro además tiene unas reglas claras y precisas que suponen y permiten —entre otras cosas— una competición interna con el investigador del delito. El lector confía en encontrar entre las páginas de las novelas negras la estructura adecuada para poder rivalizar en inteligencia con el investigador y descubrir si se es capaz de deducir —antes de que lo haga el protagonista o de que lo refleje el narrador— al asesino o sus motivaciones.

Por otra parte, este género tiene un importante componente de denuncia social hacia las figuras de autoridad y los ejes del poder. Es cierto que no suelen ser acusaciones duras, sino más bien suspicaces y relativamente aceptables —ya que están convenientemente ficcionadas— por la mayor parte de la sociedad. Así, las páginas de las novelas negras suelen estar pobladas de criminales entre los que se encuentran policías, jueces, militares y religiosos corruptos como reflejo más o menos fidedigno de la realidad.

De ahí que la novela negra también cumpla un cometido ético, ya que su lectura —incómoda en algunos aspectos—nos hace plantearnos cuestiones profundas acerca de la condición humana. También desempeña un papel psicológico de catarsis y justicia puesto que permite cierto alivio al relativizar nuestras malas acciones (que en relación con los delitos de las novelas son peccata minuta) así como cumplir nuestro deseo intrínseco de justicia (generalmente el culpable o el delito no suele quedar impune).

 

 

Y además, por si todo lo anterior no fuese suficiente, la novela negra es un buen referente de aprendizaje pues nos provee de herramientas psicológicas que — como los niños con las fábulas—, nos ayudan a entender y enfrentar situaciones peligrosas y agresivas de un mundo violento en constante evolución.

Por eso, tras esta enumeración, siempre les recomiendo fervientemente que superen sus prejuicios y que degusten una novela negra.

Una clásica, una de esas incómodas que hacen pensar, una de perdedores, un best seller criminal… Tienen una amplia carta para elegir.

Pero ojo, no se asombren si al leer se quedan pegados a sus páginas o si se sorprenden a sí mismos en profundas reflexiones morales. Incluso puede que cierren el libro con una sonrisa en los labios.

La novela negra seduce, absorbe, conquista y enamora.

No digan que no se lo advertí.

 

 

 

 

 

© Texto:  Izaskun Albéniz. Todos los derechos reservados.

© Publicación:  Solo Novela Negra. Todos los derechos reservados.


 

ADVERTENCIA.

Queda prohibida su reproducción parcial o total en cualquier medio escrito o digital, y su publicación en cualquiera de las redes sociales ya sean literarias o no, actuales o que puedan aparecer en el futuro.

En caso de comprobar el uso indebido y quebrantamiento de esta advertencia, los infractores nos facultan para instar las oportunas reclamaciones debiendo hacer frente a las consecuencias legales en materia de propiedad intelectual, que las leyes vigentes otorgan a Solo Novela Negra que detenta los oportunos derechos.

Publicaciones recientes del Autor en la revista


 

Ford y los moldes del género negro

Madrid | Ana Bolox | Ford y los moldes del género negro. por IZASKUN ALBÉNIZ   Desde nuestra más tierna infancia, luchamos por la autonomía e independencia.  Es inherente al ser humano. Lo hacemos como método de diferenciación del individuo frente al resto de la...

leer más

Poesía y novela negra ¿la extraña pareja?

Redacción Madrid | Ana Bolox Poesía y novela negra: ¿la extraña pareja? por Izaskun Albéniz Hace unos días mis compañeros reseñaban aquí la presentación del último poemario de Luis Melgarejo. Puede que algunos se sorprendieran. Incluso quizá hubiera quien se...

leer más

Otros artículos de opinión recientes


 

Detectives Isabelinos, por MIGUEL IZU

Pamplona | Miguel Izu DETECTIVES ISABELINOS por  Miguel Izu     He leído hace poco La cajita de rapé, de Javier Alonso García-Pozuelo, y acabada su lectura pensé en hacer una reseña hasta que comprobé que Antonio Parra ya la había hecho (ver aquí),...

leer más

Ford y los moldes del género negro

Madrid | Ana Bolox | Ford y los moldes del género negro. por IZASKUN ALBÉNIZ   Desde nuestra más tierna infancia, luchamos por la autonomía e independencia.  Es inherente al ser humano. Lo hacemos como método de diferenciación del individuo frente al resto de la...

leer más

Aquellas películas, algunos actores y literatura negra

Las Palmas | Miguel Ángel Contreras Aquellas películas, algunos actores y literatura negra por Miguel Ángel Contreras Betancor   ¿Qué se puede esperar de una reunión a celebrar en una librería y en la que se juntan los escritores José Luis Correa (Las Palmas de Gran...

leer más

OJOS CIEGOS de Virginia Aguilera, por Luis Artigue

La Zubia | Redacción  OJOS CIEGOS de Virginia Aguilera por LUIS ARTIGUE. Gracias a la gente que no hace las cosas como hay que hacerlas lo que el asfixiante oficialismo dicta que es normal se amplia, y el mundo gira hacia adelante, y sus posibilidades se agrandan, y,...

leer más

Poesía y novela negra ¿la extraña pareja?

Redacción Madrid | Ana Bolox Poesía y novela negra: ¿la extraña pareja? por Izaskun Albéniz Hace unos días mis compañeros reseñaban aquí la presentación del último poemario de Luis Melgarejo. Puede que algunos se sorprendieran. Incluso quizá hubiera quien se...

leer más

Rafael Grillo es cubano, escritor y mi amigo.

Gustavo Eduardo Abrevaya| Buenos Aires Conocer a un autor al mismo tiempo que su obra es una experiencia intensa. Uno puede ir leyendo y comentando lo que lee en tiempo real, lo cual vuelve a la lectura un momento de rara singularidad. Soy psicoanalista, me interesa...

leer más

About The Author

Ana Bolox | Madrid | J. Redacción

Ana Bolox. Profesora.Filóloga.Escritora.Directora de Ateneo Literario.

Leave a reply

Publicidad

Lecturas

  • 257Este artículo:
  • 760295Revista: Acumuladas:
  • 804Revista: hoy:
  • 11901Revista: Ultima semana:
  • 30247Revista: Lecturas en el mes:

Agosto 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Pin It on Pinterest