Tenerife Noir cierra su primera semana

Tenerife Noir cierra su primera semana

ACTUALIDAD

Tenerife Noir cierra su primera semana

Mar 13, 2017

Miguel Ángel Contreras Betancor | Corresponsal Canarias

Tenerife Noir 2017 cierra su primera semana

La segunda edición de Tenerife Noir ha cerrado su primera semana con un intenso programa de actividades entre las que cabe destacar la entrega del VI premio Wilkie Collins al escritor y periodista madrileño Carlos Augusto Casas por su novela ‘Ya no hay junglas adonde regresar’, un galardón concedido por M.A.R editor.

En su primera novela, que el autor resume como “tres historias de amor que mezcla un acto de venganza”, el protagonista es “un abuelete”, al que todos llaman Gentleman, que cada jueves contrata durante sesenta minutos los servicios de una prostituta en la calle Montera de Madrid. Gentleman “no es el típico personaje”, dice, es un anciano que está solo, un personaje no habitual en el género negro, y esto es algo que lo vincula a otros autores del noir español –David Llorente, Carlos Zanón,–, que, a su juicio “están renovando mucho el estilo y rompiendo los clichés clásicos de la novela negra”. La opinión de Augusto debe tenerse en cuenta, porque no es solo la de un autor que se declara “un yonqui del género negro”, sino que se basa también en su experiencia como director de la colección Estrella Negra, de la editorial Cuadernos del laberinto.

El espacio para la reflexión lo abrió Javier Rivero Grandoso, doctor en Estudios Literarios y asesor de Tenerife Noir, quien aseguró que “las series de televisión han retroalimentado la narrativa criminal”, destacando que el producto televisivo “también influyen en la percepción y el desarrollo literario. Se nota esa influencia a las descripciones, que cada vez son más cinematográficas, incluso en la tendencia a una especie de serialización, aunque, de todas formas, esto siempre ha estado presente en la literatura”.

 

El género negro y la violencia de género

Autores y editores apuestan por la creación de un mercado que consolide el género negro, que permita la continuidad de la labor creativa y que sea capaz de incorporar nuevos lectores al noir y, más aún, nuevos lectores a la literatura. Es la conclusión que se desprende de las intervenciones de distintos integrantes de dos de las mesas organizadas por el Festival Atlántico de Género Negro Tenerife Noir en la primera semana del desarrollo de su segunda edición.

La situación es tal, que sólo quedan en todo el país dos librerías especializadas en género negro escrito en español tras el cierre de la emblemática Negra y criminal, de Barcelona, a finales de 2015; se trata SomNegra, librería online con sede en Cataluña, y Burma, en Madrid.

Foto: Macon

“El problema es que no hay industria”, aseguró Sebastià Bennassar, que ofreció en la mesa celebrada en la Bilbioteca municipal central de Santa Cruz de Tenerife una visión aguda y crítica del panorama literario en Cataluña y en España en general. La afirmación del escritor catalán se sostiene en las cifras: mientras en Francia se habla de ventas de 100.000 ejemplares, para un libro en español una buena cifra de ventas no llega a los 1000, mientras que con un libro escrito en catalán, las cifras se reducen a algo menos de la mitad. Por eso, “los festivales son maravillosos, aunque solo sea por ganar un nuevo lector”, sentenció Bennassar.

Con estos datos, en España, la situación de las editoriales más allá de tres grandes grupos es muy compleja. Las editoriales independientes, pequeñas y medianas, “son pequeños grupos de trabajo que contratan servicios editoriales con empresas externas y difícilmente pueden hacer grandes apuestas”, explicó Miguel Ángel De Rus, que destaca el esfuerzo titánico de Cuadernos del laberinto, Alrevés, Ediciones Irreverentes o M.A.R. editor, que “se dedican al género negro más por amor a los escritores que porque el género dé dinero”.

Foto: Macon

En la crónica sobre la violencia de género –sea noticiosa o ficticia–, lo peor es el silencio, no solo el de la sociedad en general, sino también el de la industria cultural, que, si bien da cuenta de esta lacra social con casos considerables, aún es insuficiente ante la dimensión descomunal de la violencia hacia las mujeres en España y el arraigo de esta lacra social en las raíces más profundas de la comunidad. Con estas ideas puede expresarse una conclusión del estimulante encuentro celebrado en la Librería de Mujeres este sábado en Santa Cruz de Tenerife, donde el Festival de Género Negro Tenerife Noir citó a su público a un encuentro con la la catedrática de la Universidad de Ámsterdam Shelley Godsland, la escritora y magistrada juez de lo penal en Barcelona Graziella Moreno, y la periodista y escritora Cristina Fallarás.

Shelley Goldsland presentó como un fenómeno reciente el tratamiento de la violencia de género por parte de la literatura española contemporánea. La catedrática situó la novela de Dulce Chacón ‘Algún amor que no mate, publicada en 1996, como la primera novela contemporánea que trata el caso de la violencia dentro del matrimonio, al tiempo que señaló que “con el nuevo milenio comienzan a aparecer muchísimas novelas más, también novelas negras, de crímenes, otras intimistas, incluso, algunas que han logrado hablar de la violencia de género con novelas graciosas”, como es el caso de la novela ‘No me llames cariño, de Lola van Guardia, o ‘Impunidad’, de Andreu Martín.

 

 

Otros artículos de opinión recientes

LA MAGIA DEL ORIENT EXPRESS

GRAZIELLA MORENO GRAUPERA|Barcelona “Lo imposible no puede haber sucedido; por tanto, lo imposible tiene que ser posible, a pesar de las apariencias”. Esta frase de Hércules Poirot el inolvidable detective belga creado por Agatha Christie constituye la esencia de las...

leer más

Alexis Ravelo y algunos textos a pie de calle en cuatro paradas

MIGUEL ÁNGEL CONTRERAS BETANCOR| Las Palmas de Gran Canaria La cita tuvo como punto de encuentro la Plaza del Pilar, barrio de Guanarteme, en una tarde que amenazó lluvia para quedarse en un patético chaparrón que ‘premió’ al respetable con un poco más de humedad...

leer más

Por qué escribo

GUSTAVO EDUARDO ABREVAYA| Argentina Tenía 16 años y ese verano, frente a la casa que habían alquilado mis padres en la costa, vivía una muchachita de 14 años, se llamaba Susana y era de una belleza deslumbrante, seguramente la mujer más bella del mundo. Y era muy, muy...

leer más

Lee o muere

ANGELIQUE PFITZNER| Corresponsal en Cataluña Apoyar el género negro es senda de riqueza en el presente, motor de vida, herencia a la juventud del mañana. Algunos de nosotros, escritores de novela negra, notarios de la historia, pasado escrito en alas de ser recordado,...

leer más

About The Author

Leave a reply

Lecturas

  • 136Este artículo:
  • 999859Revista: Acumuladas:
  • 399Revista: hoy:
  • 9370Revista: Ultima semana:
  • 21833Revista: Lecturas en el mes:

Publicaciones recientes

Diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Pin It on Pinterest